Neuquén quiere acelerar su segundo parque eólico

Aún no se logró asegurar el financiamiento para Los Meandros, el otro gigante renovable. La provincia realizó varias gestiones para destrabarlo, pero aún no está confirmada su reactivación.




El martes pasado se inauguraron los primeros 10 aerogeneradores del parque eólico Vientos Neuquinos. (Foto: Florencia Salto)

El martes pasado se inauguraron los primeros 10 aerogeneradores del parque eólico Vientos Neuquinos. (Foto: Florencia Salto)

La provincia de Neuquén no se conforma con la reciente inauguración del primer parque eólico en suelo neuquino y buscan reactivar la construcción de Los Meandros, el otro desarrollo eólico que quedó empantanado por problemas de financiamiento. 

El principal interés del Estado neuquino tiene que ver con que el parque eólico tiene reservados 125 MW en la capacidad en las líneas eléctricas y le impide acelerar otro de los proyectos renovables, como por ejemplo, el parque eólico Picún Leufú, de 100 MW.  

O desarrollamos uno u el otro, pero uno tenemos que hacer y ese es el objetivo que nos hemos propuesto, por eso buscamos que se destrabe el proyecto”, indicó el presidente de la Agencia de Inversiones de Neuquén, José Brillo, en diálogo con Energía On.  

En detalle, Los Meandros está ubicado en Challacó, a 35 kilómetros de Cutral Co y Plaza Huincul y fue adjudicado en la Ronda 1 del programa RenovAr y desde entonces sufrió varias postergaciones y modificaciones.  

Inicialmente iba a ser un parque de 75 MW pero la firma China Envision Energy, a cargo del proyecto, relocalizó un parque de 50 MW que iba instalarse en Cerro Alto, provincia de Río Negro, al predio de Los Meandros, por un conflicto con una comunidad originaria de la provincia vecina. 

El año pasado comenzaron los movimientos de suelo y se contrataron a dos constructoras para llevar adelante la obra civil del parque, sin embargo, luego se rescindieron los contratos por la falta de financiamiento. 

Lo cierto es que todavía este parque no tiene el financiamiento asegurado, en el medio la empresa cambió las autoridades en Argentina. Si cerraron financiamiento en otros proyectos en Buenos Aires, pero para este no”, indicó Brillo. 

A principios de 2019 comenzaron los primeros trabajos, pero luego se frenó la obra.

Mientras tanto, la provincia de Neuquén se encargó de resolver otros inconvenientes que surgieron para intentar mantener a flote el parque eólico: dentro del predio de parque había una empresa minera norteamericana que tenía permisos para hacer cateos a la que se le rescindió el contrato.  

Una petrolera también tenía permisos sobre ese sector, pero la provincia se encargó de resolver la superposición. En paralelo, al igual que en Río Negro, apareció un ocupante del área, pero el inconveniente fue resulto de inmediato.  

 Y de momento queda resolver un tema de servidumbre para la línea eléctrica de 132 KV, a cargo del Ente Provincia de Energía de Neuquén (EPEN), que va desde Challacó hasta Arroyito que permitirá conducir la energía generada.  

Después de esto, el gobierno no podrá hacer mucho más y la pelota la tendrá la firma de capitales chinos, que debe definir si continuará o no con el proyecto. 


Comentarios


Neuquén quiere acelerar su segundo parque eólico