Neuquén se acomoda o Roca salva 'la ropa'

A partir de las 16 se juega el "partido del año".



La expectativa es inusual y no es para menos. Neuquén RC y Roca RC se verán las caras por primera vez en el torneo Regional del Oeste de rugby y, aunque llegan al clásico con realidades muy opuestas, prometen entregar un juego apasionante en el predio de los "azules".

La semana previa transcurrió entre misterios y pronósticos. Que Ferroni está lesionado, que Ranucci está enfermo, que Sebastián Martínez no llega, que José Manson vuelve pero no se sabe por quién....y muchas incógnitas más.

Y el repaso se dividió en dos. El histórico, que marca una interesante diferencia para los roquenses en los enfrentamientos entre sí; y el nivel desplegado en el certamen, que deja a los neuquinos como grandes candidatos al duelo.

El encuentro, válido por la novena fecha de la competencia, se disputará a partir de las 16 y será controlado por el sanjuanino Gustavo Pérez.

Salvo la inesperada caída ante Liceo como local, el andar de Neuquén es incuestionable. Le jugó de igual a igual a todos y llega al partido muy agrandado, después de levantar un partido increíble ante Peumayén, que venía con el mejor récord del certamen (6-1).

Roca, en cambio, transita a los tumbos. Todavía no logró puntos, pero se apoya en la mejoría que tuvo en las últimas fechas para dar el batacazo en tierras neuquinas.

A la hora de los nombres, Carlos "Colo" Díaz anticipó que los forwards serán los mismos que actuaron en Mendoza, hace seis días; aunque habrá varios retoques en los tres cuartos.

José Manson y Guillermo Gadow serán los centros, en reemplazo de Nicolás González y Fernando Garutti; Diego Manson pasará de apertura a fullback -queda afuera Federico Wolf-; y Federico Gadow volverá a ponerse la 10.

En los "rojos", el "Flaco" Omar Fernández esperará hasta último momento a Fausto Ferroni y a Sebastián Martínez; y además no sería extraño que reaparezcan Agustín Pochat con la 15 y Marcos Díaz en la segunda línea.

Protagonistas al margen, se trata de un clásico y todo queda de lado. En Roca creen que se puede ganar y porqué no, apuestan al efecto por el "Día del Padre" Si se quedan con la victoria, no sólo salvarán la ropa, sino que además sumarán puntos vitales para esquivar la desventaja en el triangular que determinará los descensos.

En Neuquén también hay obligaciones. Perder significaría algo así como un papelón, ni quieren mencionar el "Día del Padre" y, por el contrario, un nuevo triunfo, lo posicionaría muy bien para meterse entre los cuatro primeros que descansan en la primera fase rumbo al título. (AR/AN)


Comentarios


Neuquén se acomoda o Roca salva 'la ropa'