Neuquén sigue eligiendo el colectivo para desplazarse

Lo reflejan las estadísticas disponibles. Está por encima de otros transportes públicos y de los vehículos particulares, que se utilizan para casos puntuales.



De los barrios al centro y regreso, cientos de vecinos eligen las unidades para recorrer la capital. Foto: Mauro Pérez

De los barrios al centro y regreso, cientos de vecinos eligen las unidades para recorrer la capital. Foto: Mauro Pérez

Entre 80.000 y 100.000 vecinos utilizan por día el colectivo urbano para movilizarse por Neuquén. Por otra parte el ingreso desde las ciudades vecinas se mantiene en casi 50.000 vehículos, contados dentro del horario comercial y a través de los puentes carreteros, las rutas 7 y 22. En tanto el tren que llega desde Cipolletti traslada a unos 1.500 pasajeros, siempre de lunes a viernes.

La preferencia por el colectivo para moverse por la capital guarda relación con el precio: la tarifa es de 34,50 por viaje desde los barrios periféricos hasta el centro en cualquier línea, contra una bajada de bandera del taxi de 54,50 y 5 pesos adicionales por cada 100 metros recorridos.

Por ejemplo, un viaje del aeropuerto al centro -por ruta- sale unos 650 pesos o de 400 a 500 pesos -según las vueltas- hasta San Lorenzo.

El tren de Cipolletti a Neuquén tiene un costo de 8 pesos con la SUBE, contra más de 45 pesos del colectivo interurbano.

Esas son las tarifas en abstracto. Después el vecino sabe para qué caso encuentra más útil cada medio de transporte, y si le conviene abonar la diferencia.

En este relevamiento de los movimientos por la gran metrópoli no se incluyen el uso particular de los automóviles y motos que conviven con el transporte urbano, tampoco las bicicletas para llegar al trabajo.

El sistema de bicicletas “Sibici” indica que más de 1.700 vecinos están “logueados” para usarlas en la ciudad.

Hasta ahora el uso se considera como recreativo, por cuanto aumentó el registro de activos en el verano y los fines de semana y feriados.

Aunque para ir en colectivo, en tren o subirse a las bicicletas que provee la municipalidad desde las diferentes estaciones se usa la misma tarjeta SUBE, no hay una estadística que indique la cantidad de pasajeros de estos sistemas .

Sí se conoce que en las 25 líneas de transporte urbano de Neuquén, por mes se contabilizan casi 2 millones de viajes.

En los meses en los que hay receso escolar, la cuenta de los viajes se reduce de 1.4 millones hasta 1.6 millones de pasajes vendidos.

El uso de los autos de alquiler es significativo: según la Unión de taxistas de la ciudad, cada unidad hace en promedio unos 20 viajes por día.

En total, hay 749 licencias de taxis autorizadas para circular en la capital neuquina.

“Aunque hay paradas designadas en los barrios, la mayoría que no tiene parada en el microcentro hace recorridos y levanta en el centro; los supermercados e hipermercados, la zona bancaria son los principales lugares de los clientes en la semana”, aseguró un taxista en la zona de Mitre y Láinez.

Eso permite inferir que los neuquinos que llegan al centro en taxis y remises lo hacen por trámites y compras en su mayoría; los menos son los que contratan a diario para ir al trabajo.

“La gente que no tiene auto paga un taxi cuando hacen las compras del mes en el supermercado, porque es complicado viajar cargado con bolsas en colectivo”, explicó Nibaldo Aguilera, de la Unión de propietarios de taxis.

Dos servicios nuevos del colectivo urbano no tienen aún estadísticas de viajes: el colectivo punto a punto que transporta pasajeros desde el aeropuerto hasta la terminal de ómnibus (ETON) y el servicio “al balneario”, que continuará funcionando hasta el inicio de clases el 2 de marzo.

Con el anuncio de la transformación de la multitrocha en Neuquén en avenida urbana se activó la necesidad de contar con nuevas estadísticas de movilidad en la ciudad. Las existentes son de 2016 y 2017, cuando aún no estaba en uso el paso por el tercer puente que deriva en la Autovía Norte.

Aquellos estudios indicaron que desde Plottier y Senillosa ingresaban unos 13.000 vehículos por día y una cantidad similar, 12.000, salían.

Por la ruta 7 se contaba la entrada de unos 5.000 vehículos y la salida de 17.000; mientras que por el puente Cipolletti-Neuquén el ingreso diario era de 33.000 autos, camiones y motos, y 22.000 egresaban.

Según dijo el intendente Mariano Gaido, en unos 4 meses se produciría el traspaso de la ruta 22 a la órbita municipal; por eso programó para septiembre la licitación de la avenida urbana que iba a llamarse “Vaca Muerta”, aunque el nombre generó tanta resistencia que lo cambiarán por otro. Son 13 kilómetros de autovía urbana cinco carriles por mano a nivel con las calles que la cruzan) que van desde el puente carretero hasta el límite con Plottier. La primera etapa será entre Godoy y Linares.

Para concretar el traspaso falta finalizar las obras de mejora entre Linares y el puente Cipolletti.

En el flujo interno del transporte urbano, el 70 % de usuarios utilizaba el corredor que hoy se denomina Metrobús desde el centro hacia el oeste o viceversa, con un comportamiento similiar al actual.

En cifras

210.000
viajes en el total de las líneas urbanas, fue el promedio diario en diciembre de 2019, de lunes a viernes.
40.000
es el parque automotor que paga patente en la ciudad capital.

1.700
los que están logueados para utilizar bicicletas desde el centro al río, o a la Eton y otros lugares disponibles del punto a punto con el “Sibici”.

Viajar de Cipolletti a Plottier en tren será con trasbordo

Una de las grandes apuestas de transformación de la movilidad de ingreso y de transporte interno en la ciudad será el tren interurbano, aseguró el secretario de Movilidad y Atención Ciudadana, Santiago Morán.

Explicó que la gestión que se realiza para la prestación del transporte del tren urbano hasta Plottier “no se trata de una extensión del actual servicio, serán dos servicios diferentes”, dijo.

La línea actual mantendrá inicio en Cipolletti y terminará en la estación Neuquén.

La que se gestiona para continuidad, comenzará desde un apeaje al otro lado de la avenida Olascoaga y seguirá hasta Plottier. Habrá 10 a 13 pasos de banderas automáticas y 3 paradas: en Godoy, en la terminal de Ómnibus (ETON) y en el aeropuerto, antes de llegar al final del viaje.

Como mínimo vamos a duplicar la actual oferta del tren, porque incorporaremos más apeaderos hasta Plottier”.

Santiago Morán, secretario de Movilidad y Atención Ciudadana.

“Fue mejor la diagramación de ambos servicios en paralelo o por separado pero que permitan la combinación, cada uno con sus propios horarios, para evitar problemas con las vías”, dijo Morán.

Planteó que permitirá mantener las frecuencias actuales y agilizar el servicio, con dos formaciones: la locomotora de Cipolletti a Neuquén ida y vuelta; la de Neuquén a Plottier ida y vuelta.

El pasajero que quiera llegar desde Cipolletti a Plottier, deberá hacer el trasbordo en la avenida Olascoaga, reafirmó.

En el 2019 se registraron 360.000 viajes por el tren, un incremento de 25% más que en el 2018, dijo el secretario de Movilidad.

En enero de este año el incremento fue de un 17% mas de viajes que enero 2019.

Sostuvo que 1.600 viajes se registran por día de lunes a viernes con 22 frecuencias diarias, 11 de ida y 11 de vuelta.

Los sábados bajan a 4 de ida y de regreso, mientras que el domingo no se presta el servicio.

Para concretar la segunda línea a Plottier, se deberán realizar los apeajes y la compra de las barreras automáticas para el tramo nuevo; además de los convenios con Trenes Argentinos.

Se recurre al taxi para compras, cuando hay paquetes. Foto: Mauro Pérez

La nueva avenida urbana, un traspaso que demora

“No hay inconvenientes en que nos cedan la Multitrocha de la Ruta 22 (de Nación a la ciudad) para realizar la obra (de ampliación), por eso adelantamos que en septiembre estaremos en condiciones de licitar el primer tramo”, dijo el intendente Mariano Gaido.

El traspaso de la actual Multitrocha a la avenida urbana no está rubricado. Cuando se firme el acuerdo, la actual Autovía Norte será la única “ruta 22” entre el tercer puente y Arroyito.

Para cerrar el proceso deben finalizar las reparaciones en la cinta asfáltica entre Linares y Cipolletti. También restan las obras de cartelería, iluminación y terminar los “rulos” en el acceso de la Autovía Norte con la ruta 7.

El traspaso se había anunciado en enero de 2019 y aún está en proceso.

“La provincia se comprometió a hacer las obras que restan, se la cobra a Vialidad Nacional, recepcionamos la vieja ruta 22 y licitamos la nueva avenida urbana”, simplificó el jefe comunal.

Evaluó que el proceso de traspaso llevará unos 4 meses.

Mientras esto ocurre, ya se trabaja en los preproyectos de obra para la avenida urbana de 5 vías por lado, con un tramo desde Linares a Gatica que tiene una diagramación de la previsión de los servicios de telefonía, gas, cloacas, cruces viales y consultas con organizaciones, frentistas y la asesoría técnica que se gestiona con la Universidad Nacional del Comahue, se informó desde Obras Públicas de la comuna.

No hay una cifra de los millones de pesos que significará la transformación proyectada.

Sólo en consultoría sobre el flujo vehicular de ingreso y egreso para planificar el mayor acceso de vehículos desde los puentes carreteros y su distribución hacia el microcentro neuquino, tendría un valor de consultoría privada que está cifrada en 60.000 dólares.

El nombre de Avenida Vaca Muerta a los 13 kilómetros entre el puente carretero y el límite Plottier, fue un anuncio sorpresivo.

“No hay impedimento, la ruta 22 no tiene nombre. Aunque hubo un cartel con el nombre de General Mosconi, no hay ordenanza que respalde esta denominación”, sostuvo Gaido.

El nombre no cayó bien, y será cambiado.

Entre las 30 ordenanzas que ingresaron al Deliberante para dar legalidad a la mayoría de los anuncios que se realizaron durante los primeros 60 días de gestión del MPN, no hubo un proyecto respecto al nombre de la nueva avenida urbana.

“La calle Democracia tampoco tiene ordenanza, y tiene carteles y todo”, se comparó desde el bloque de asesores del oficialismo.

Una de las medidas de ordenamiento urbano que está bajo el silencio oficial de la nueva gestión, es la continuidad o no del carril preferencial para los colectivos en el microcentro.

La administración municipal bajo el signo de Cambiemos, invirtió más de 150 millones de pesos en las modificaciones que se llevaron a cabo en el recorrido troncal de los colectivos en el centro para implementar los carriles preferenciales , que conectarían con el Metrobús.

Los carriles quedaron pintados, los nuevos semáforos están apagados y no hay señales respecto a si se dará continuidad a esta medida vial . Sí se anunció la implementación de “carriles preferenciales” en el proyectado “Parque Lineal del Oeste”, que arranca desde el oeste en combinación con 12 de Septiembre con igual formato que el Parque Central.


Comentarios


Neuquén sigue eligiendo el colectivo para desplazarse