No aparecen soluciones para el “cirujeo” en Bariloche

Reclaman que se le pague al concesionario del basurero



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El concejal Alberto Icare promoverá una comunicación al Ejecutivo para que regularice cuanto antes la situación con la concesionaria del basurero municipal (Codistel S.A.) en busca de una solución a la creciente presión social que se registra en el lugar.

El edil del MUP destacó que hay dos aspectos que se superponen: “el económico -por la deuda con Codistel- y la gente”, y adoptó una postura crítica ante el tratamiento dado al conflicto en el marco de la emergencia. “Si tuviéramos las cuentas ordenadas con la empresa prestataria podríamos exigirle cumplir con la seguridad del predio”, aseguró.

Icare apuntó su indignación al ordenamiento económico realizado por el gabinete de coalición. “Todo lo que dicen que presupuestariamente está quedando una pintura es mentira, porque si hubiera andado bien no tendríamos el caso puntual que se da en el basural”, enfatizó.

En el Ejecutivo fue imposible encontrar un interlocutor que diera una respuesta integral al problema. Sólo la secretaria de Desarrollo Social, Elsa Palomo, demostró preocupación, pero señaló que para dar una contención efectiva a la población que asiste a diario al vertedero primero hay que restringir el ingreso al predio.

La funcionaria explicó que se realizó un censo y se entregaron más de 50 bolsas de alimentos para desalentar el cirujeo, pero que “la gente sigue concurriendo porque en el basural consiguen pollos, fiambres y lácteos”. En tal sentido consideró que hace falta una legislación para la disposición final de los alimentos vencidos.

En la misma sintonía, Icare recordó las conversaciones entabladas con supermercados y distribuidores mayoristas de alimentos para que “se trituraran los productos vencidos antes de su ingreso al basural y evitar los riesgos de intoxicaciones”.

Los compromisos asumidos en febrero -entre ellos la regularización del 50 por ciento de la facturación vencida de Codistel- se desvanecieron en el tiempo y todas las respuestas se encaminan al aumento de la seguridad en el vertedero.

En su decisión de reimpulsar la problemática, Icare atacó “la falta de funcionamiento del Ejecutivo que en algunos temas no da respuestas” y reflotó la propuesta de realizar “una tarea coordinada que implicaba mayor vigilancia del predio y un trabajo ordenado con la gente” dentro del mismo basural. El edil entendió que no se puede producir una expulsión forzada de la gente y que hay que entender los distintos tipos de actitudes de quienes concurren al basural. Diferenció a los que buscan su sustento a través de elementos para reciclar de quienes van en busca de comida “porque ya tiene una cultura de ir al basural” entre los que identificó incluso a beneficiarios de planes Trabajar.


Comentarios


No aparecen soluciones para el "cirujeo" en Bariloche