No escupir para arriba





Ya lo decían los abuelos, no escupas para arriba que todo vuelve.

El Gobierno de científicos nos vendió que habían descubierto la solución mágica para el covid. En Argentina, potencia sanitaria, mientras en el resto del mundo se morían de a miles, bajo las directrices del mesías Alberto estábamos a salvo, porque entre la vida y la economía se optaba por la vida.

El 20 de marzo, en nombre de una cuarentena, se inicia en nuestro país la etapa más recesiva y difícil que le vaya a tocar vivir.

Con la excusa del covid se confinaba al pueblo argentino al encierro, sin posibilidades de trabajar y sin ayuda económica. La cuarentena se implementaba a los fines de aplanar, frenar los contagios y darle tiempo al Gobierno para preparar el sistema de salud para el famoso pico.

Escuchábamos al presidente, a la gobernadora Carreras y a la intendente Soria hablar de lo necesario y vital que era para el pueblo evitar el colapso del sistema sanitario, los escuchamos enumerar los trabajos, los equipamientos que se compraban, los preparativos. En abril y mayo seguíamos de cuarentena y preparando el sistema de salud, los discursos eran victoriosos y nos comparábamos con EE. UU., Europa y Brasil, que poco más eran países desalmados, capitalistas sin sentido humanitario que les importaba más la economía de mercado que sus habitantes.

Las cifras gubernamentales mostraban exultantes las comparaciones de una Argentina que, según decían, el mundo la veía como un modelo ante la lucha de la pandemia.

Y la curva seguía plana y llegaron los 100 días con un pueblo encerrado, agobiado por la crisis económica y sin el pico de la pandemia.

Ahora, a los 150 días del inicio de la cuarentena, pareciera estar empezando el famoso pico de la pandemia. Aún no se han dado cifras alarmantes de contagio y sin embargo el mismo Gobierno ya advierte de una posible saturación del sistema de salud.

De qué nos sirvieron los 150 días de encierro, la destrucción económica… Fue todo una farsa, usaron la pandemia como excusa para implementar su modelo de país.

Números que preocupan: 16,3 contagiados confirmados ayer en Argentina cada 100.000 habitantes, solo superados por Colombia (19,9) e Israel (18,7); arriba de Perú (15,5), EE. UU. (15) y Brasil (10,3).

Ya en el 1700 Isaac Newton decía: “Todo lo que sube baja”, lo que traducido a lunfardo argentino es “No escupas para arriba que todo vuelve”.

Manuel García

DNI 18.564.973

Roca


Comentarios


No escupir para arriba