No hay marcha atrás en el reclamo a la Corte por el descongelamiento

El gobierno neuquino había estimado una caída en los ingresos hidrocarburíferos de $1.800 millones. El rionegrino los calculó en $600 millones.



El gobierno de Neuquén junto al de Río Negro hicieron una presentación ante la Corte Suprema por el congelamiento de los combustibles. Foto: Archivo.

El gobierno de Neuquén junto al de Río Negro hicieron una presentación ante la Corte Suprema por el congelamiento de los combustibles. Foto: Archivo.

El jueves de la semana pasada venció el plazo del Decreto 566/19 de Nación que congeló, por 90 días, los precios de los combustibles y que tuvo un fenomenal impacto negativo sobre Vaca Muerta y las cuentas del gobierno neuquino. El presidente Mauricio Macri y su gabinete no informaron oficialmente nada al respecto. El mercado quedó liberado y sin atenuantes pese a que el atraso acumulado en los surtidores fue estimado en un 15%. Fueron las petroleras las que atemperaron la readecuación de los precios ante lo que amenazaba con ser un shock.

El aumento, de entre el 4 y el 6 por ciento, y la promesa de un nuevo retoque (o dos) antes de fin de año fue una de las puntas que tuvo como desenlace de la medida electoralista de Cambiemos. En la otra punta del conflicto creado, el parate en los yacimientos de la Cuenca Neuquina, no tiene señales para salir de la crisis que atraviesa.

Una muestra de la falta de políticas de acuerdos es la decisión del gobernador Omar Gutiérrez de sostener la demanda ante la Corte Suprema, presentada en conjunto con su par rionegrino Alberto Weretilneck, para reclamar una suspensión de la medida y la reparación de los daños causados en la recaudación de ingresos por regalías.

El decreto 566/19 puso un techo al valor del barril de crudo y además creó un tipo de cambio paralelo para calcular el precio del petróleo en pesos. La brecha entre la cotización de mercado y la intervenida por Nación llegó a ser del 35%, pero en medio consiguió dos ajustes por lo que pudo atenuarse en parte.

Fuentes del gobierno neuquino confirmaron que mantendrán la demanda. “La cautelar quedó sin efecto porque venció el plazo del decreto”, indicó la fuente consultada al explicar que el planteo de suspensión deviene abstracto al cumplirse los 90 días que estipulaba la medida y sin que el máximo tribunal resuelva.

Agregó que el planteo que no fue salvado con el vencimiento de la medida tiene que ver con “la cuestión de fondo”, es decir, con el reclamo económico que ambas provincias hicieron a Nación por el impacto que el decreto tuvo sobre el cálculo de regalías. Cabe recordar que Río Negro y Neuquén no judicializaron la otra medida de Macri que afectó los ingresos por coparticipación, tras la eliminación del IVA en algunos productos comestibles.

En el caso neuquino el cálculo todavía no fue cerrado. Desde Economía habían estimado inicialmente unos 1.800 millones de pesos para los tres meses. Sin embargo, consideran que la cuenta tendrá variaciones por las dos actualizaciones que tuvo el decreto y por algunos cambios en una de las principales variables como fue el nivel de actividad.

El secretario general del sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, confirmó que en los yacimientos neuquinos hay 1.800 operarios suspendidos y decenas de cesanteados. Además agregó que no solo se están paralizando equipos de perforación sino que, además, las compañías de servicio internacionales están sacando del país los set de fractura, un equipamiento clave para los desarrollos no convencionales.

El síntoma anticipa duros meses para Vaca Muerta, que ya representa el 20% del petróleo que se extrae en el país y más del 50% del gas nacional, debido a la característica del shale que necesita de actividad continuada porque de lo contrario los niveles de producción caen rápidamente.

El gobierno ratificó que no desestimará el reclamo en la Corte. pese al cambio de gobierno. Si Neuquén había calculado unos 1.800 millones de pesos en total, Río Negro estimó sus pérdidas en 600 millones de pesos para los 90 días que establecía la medida tomada tras las PASO.

En números

35%
llegó a ser la brecha entre el valor de mercado del barril de crudo y el que se pagaba en el país por el congelamiento.
13
equipos de perforación fueron suspendidos durante los últimos 45 días como efecto de la medida nacional.

Análisis: La coyuntura y los tiempos del lobby petrolero

Nadie desconoce el poder de lobby que ostenta la industria petrolera. Algunas compañías del sector tienen ingresos que superan al PBI de países con economías consolidadas. En el país, la dominante presencia de YPF en el mercado permite, desde su nacionalización, atemperar la cartelización del sector. Pero cada cambio de gobierno es leído como una oportunidad de obtener ventajas. Además, ante las pocas señales que está enviando a la industria Alberto Fernández, el presidente electo, las compañías parecen decididas a profundizar la crisis asestada por el macrismo de última hora. Sobre todo en un año en el que está previsto avanzar en una nueva ley de hidrocarburos con eje en Vaca Muerta.


Comentarios


No hay marcha atrás en el reclamo a la Corte por el descongelamiento