Propiedades

No podía haber quedado mejor una refacción en una casa en Rincón de Emilio, en Neuquén

Los arquitectos Viviana Dálesson y Matias Laiolo y la diseñadora de Interiores Eugenia Bravo lograron un espacio multifunción increíble.

“Nos encontramos con un espacio residual en esta vivienda que sólo era usado para guardar cosas. Funcionaba como depósito, lavadero y sector de parrilla en sólo 12 m² cubiertos. El espacio estaba conectado por ventanas corredizas al generoso jardín con pileta que era totalmente desaprovechado por la falta de uso de ese interior”.

Esta fue la primera impresión que tuvieron los socios del estudio Arkiza –los arquitectos Viviana Dálesson y Matias Laiolo y la diseñadora de Interiores Eugenia Bravo– al ponerse en acción ante el pedido del cliente, en el barrio Rincón de Emilio, en la capital neuquina.

“La orientación de esta zona de la vivienda era hacia el Sur por lo cual se nos ocurrió generar un cerramiento de vidrio en el techo para dejar ingresar la mayor luz natural posible y que diera la sensación que el estar adentro o afuera no fuese un límite. Al duplicar la superficie cubierta en este proyecto logramos un espacio multifunción donde se puede cocinar, comer y distenderse con amigos en un miniestar al lado de un cálido biohogar, estufa de fuego abierto que funciona con bioetanol”, comentaron a “Río Negro”.

Lindante a este espacio había un sector en el patio que sólo tenía unas macetas y estaba desaprovechado tanto como para el uso exterior como el uso interior. Esto fue el disparador de la idea que les surgió a los tres profesionales al mismo tiempo: “¿por qué no generar una ampliación para que ese espacio pueda ser usado en todo momento?”.

De este modo se lograron generar distintos ámbitos (parrilla, lavadero, guardado en equipamiento realizado a medida, barra y comedor y un miniestar para reunión) que se ven conectados por la integración de los materiales y paletas de colores seleccionados.

Se diseñaron y fabricaron muebles a medidas que dieron respuestas a las distintas necesidades que planteaba la propietaria: un mueble de guardado para mercadería y elementos de limpieza; un mueble en la zona de lavado que sirvió para que se luzcan los nuevos electrodomésticos y ocultara los que son más de servicio y un mueble vajillero que aloja los elementos que se necesitan para cocinar, comer y preparar tragos.

El lenguaje del equipamiento genera una conexión visual de este nuevo lugar dándole no sólo la ampliación que necesitaba este espacio sino la calidez de un nuevo sector que la casa necesitaba para la reunión.

Acerca del estudio

Arkiza se conformó en 2013 en Neuquén con la iniciativa de abordar los proyectos de arquitectura y diseño desde una visión interdisciplinaria, principalmente pensándolos desde su conformación como un todo, pudiendo darle respuesta a cada uno de los detalles constructivos y estéticos.

El estudio hace proyectos de arquitectura e interiorismo de distintas escalas, tanto en Neuquén como en el resto de la Patagonia y el interior del país.

Si bien el abanico de proyectos es bastante amplio y va desde arquitectura comercial, gastronomía, residencial, “en este momento estamos desarrollando viviendas de media y alta gama que son concebidas de forma integral, desde su arquitectura, hasta los interiores”, afirmaron los profesionales.

“También nos encargamos de dirigir y construir nuestras obras, de esa forma nos aseguramos que al involucrarnos en todas las etapas que componen la concreción de una obra, el producto final sea el deseado por nuestros clientes”, agregaron.

www.grupoarkiza.com

www.facebook.com/arkiza.nqn


Comentarios


Más Especiales

No podía haber quedado mejor una refacción en una casa en Rincón de Emilio, en Neuquén