¡No toquen a nuestros viejos, che!



Qué loco este mundo. Un sentir oscuro,

recortando siempre al que menos tiene.

Y tantos millones, la lluvia demente,

caen y se ocultan en cuevas sin nombre,

bolsillos enormes sin ninguna firma.

Las balas de goma, piedras que lastiman,

estallan los pobres, y esta absurda corte

de una idea torpe de saquearlo todo

y que Dios perdone.

Sobre la marea los peces no abundan,

en un mar revuelto las olas agitan

todos estos miedos.

Un montón de seres clamando hacia el cielo,

que se hagan cargo, calmando la herida.

Roberto Savasta

DNI 14.251.572

Y tantos millones, la lluvia demente,

caen y se ocultan en cuevas sin nombre,

bolsillos enormes sin ninguna firma.

Jorge Daniel Franchin

DNI 12.926.506

Datos

Y tantos millones, la lluvia demente,
caen y se ocultan en cuevas sin nombre,
bolsillos enormes sin ninguna firma.

Comentarios


¡No toquen a nuestros viejos, che!