Nuevo tiroteo en EE. UU. enfureció a Obama



WASHINGTON (AFP) – Un nuevo tiroteo mortal en un centro de planificación familiar de Colorado, Estados Unidos, donde se practican abortos, enfureció al presidente Barack Obama, quien ayer denunció, una vez más, el acceso a armas de guerra en su país. El viernes, un hombre armado se presentó en el centro Planned Parenthood de Colorado Springs para “aterrorizar a toda una comunidad”, dijo en un comunicado de prensa Obama, en alusión al atacante que más tarde abrió fuego durante horas, matando a tres personas, entre ellas a un policía, e hiriendo a nueve. El sospechoso fue detenido por las fuerzas de seguridad tras más de cinco horas de asedio, en las que no dejaron de intercambiarse disparos. Los investigadores están indagando para saber los motivos que llevaron al atacante, identificado como Robert Lewis Dear, de 57 años, a cometer este hecho. “Debemos hacer algo a propósito de la facilidad de acceso a armas de guerra en nuestras calles a personas que no tienen nada que hacer con ellas”, señaló. “Ya basta”, añadió Obama. “Esto no es normal. Esto no puede convertirse en algo normal”, protestó Obama, que siempre se muestra duro ante los tiroteos mortales y reclama un mayor control de las armas, aunque sin mucho éxito. (AFP)


Comentarios


Nuevo tiroteo en EE. UU. enfureció a Obama