Nunca vayas con hambre a hacer compras al súper

5 razones por las que gastas de más en el súper. Cómo no salirte de la la lista que llevás.



#

Nunca vayas con hambre a hacer compras al súper

5 razones por las que gastas de más en el súper. Cómo no salirte de la la lista que llevás.

Nunca vayas con hambre a hacer compras al súper

5 razones por las que gastas de más en el súper. Cómo no salirte de la la lista que llevás.

No hay otra. Hay que planificar las compras en el súper para no gastar de más. Además, hay que darse una vuelta por los sitios de los híper o súper para ver las ofertas y resolver cuáles de esas promociones podés aprovechar. Los catálogos que ofrecen estos negocios en las entradas también valen. Si empezás a sumar lo que ahorrás con varias estrategias al mismo tiempo te vas a sorprender con el monto.

Por lo tanto te sugerimos que no caigas en estos 5 errores clásicos.

1.- Ir al súper sin la lista de las compras

La mejor manera de no gastar de más en el supermercado es atenerse a la lista de las compras. Lo ideal es hacer un inventario pormenorizado de que hay y que falta en la cocina, y anotarlo todo en un papel. El súper está lleno de ofertas tentadoras y es fácil dejarse llevar y agregar al carrito de las compras productos innecesarios.

2.- Ir con hambre

Está demostrado que ir al súper con el estomago vacío aumenta las probabilidades de comprar cosas innecesarias. El hambre genera deseo y produce ganas de comprar. Por eso, mejor comer antes de ir al supermercado.

3.- Dejarse llevar por las marcas

Para la mayoría de los alimentos, los productos genéricos son tan buenos como los de marca y cuestan considerablemente menos. Quizás el gusto no sea exactamente el mismo, pero la calidad sí. Aunque el ítem genérico en cuestión cueste solo 50 centavos menos que el de marca, vale igual, porque cada centavo pesa en la cuenta final.

4.- Llevar a los niños al supermercado

Puede ser un infierno. Tener a los propios hijos al lado a la hora de las compras solo va a traer complicaciones. Cuando los chicos ven algo que les llama la atención son expertos en taladrar cabezas hasta que logran su cometido. Mejor, entonces, dejarlos en casa y evitar compras impulsivas.

5.- No comparar precios

Obviamente es más fácil comprar el primer ejemplar del producto que uno encuentra en la góndola y seguir caminando, pero con solo detenerse unos segundo y comparar precios, es muy probable encontrar ejemplares de otras marcas igual de buenos y más baratos. Además, el cliente que compara precios y productos cuando hace las compras no solo gasta menos sino que adquiere información sobre lo que compra y se informa.


Comentarios


Nunca vayas con hambre a hacer compras al súper