Once jugadores en busca de un lugar

Titulares y suplentes juegan en el medio local.

Será el tercer partido amistoso de José Pekerman como técnico de la selección. Será a la medianoche de hoy -1 del jueves-, en Los Angeles frente a México.

Hacia allá viajó un plantel integrado exclusivamente por futbolistas que juegan en clubes argentinos, un dato que generó mayoría de comentarios negativos. Para muchos, esta noche jugará un equipo que quizás nunca vuelva a vestir la 'albiceleste' olvidando que estarán en campo Germán Lux, Javier Mascherano y Rodrigo Palacio, futbolistas con futuro internacional y de selección. Sin olvidar que a la lista estuvo integrado Luis González, otro gran proyecto mundialista.

Como sea, esta noche juega la selección un partido que le servirá a Pekerman para evaluar las condiciones de un grupo de jugadores que podrían ser convocados para el próximo juego por Eliminatorias mundialistas, el próximo 26 de marzo, ante Bolivia en La Paz.

 

Táctica y estrategia

Argentina saldría al campo con Germán Lux como arquero; presentaría una defensa de tres, con Fabricio Fuentes como líbero y Mauricio Romero y Daniel Díaz como stoppers; mientras que dispondría un medio campo elástico, con Federico Insúa como enganche y un ataque con un delantero por afuera y otro de área.

El puesto de lateral-mediocampista izquierdo está más indicado para Maximiliano Velázquez (allí jugó en el Lanús de Carlos Ramacciotti) que para Víctor Zapata, más habituado a actuar con el respaldo de una línea de cuatro defensores.

En el mediocampo, Belluschi podría arrancar como doble cinco, entre Lucas Cas

tromán y Javier Mascherano, para asociarse a Insúa en la función de doble enlace.

En la zona ofensiva, Rodrigo Palacio será el que abra la cancha para acompañar al centrodelantero, posición que se disputan Lisandro López y Rolando Zárate.

 

¿Un partido inútil?

 

El partido de esta noche ante México es menospreciado por gran parte del periodismo deportivo argentino, más que nada por los jugadores convocados. Se dijo que muy pocos de ellos volverán a vestir la 'albiceleste', pero ¿cómo saberlo? No es la primera vez que un seleccionador argentino forma un equipo alternativo al habitualmente titular. En los últimos 30 años, por distintas razones, se hizo más de una vez. Por caso, de aquella 'selección del interior' formada por Menotti, Galván, Valencia y Oviedo fueron parte del Mundial '78. Juegue Argentina, que nunca es inútil. (AR)

Opinión: Aquella Juventus de Lippi y Zidane, un campeón con trampa

Aquella Juventus de Lippi y Zidane, un campeón con trampa

La Soberana República de la Pelota sigue sin entender de qué se trata. Ella sólo pretende cuidar a Juventus, la "Vecchia Signora" del fútbol italiano, uno de sus clubes más prestigiosos, propiedad de la Fiat y de la poderosa familia Agnelli. Cuidando a "la Juve", la República de la Pelota, en realidad, quiere cuidarse a sí misma. Pobre. No entiende absolutamente nada.

Es que la sentencia del juez Giuseppe Casalbore, aso-ma categórica: condenó al médico Riccardo Agrícola a un año y diez meses de prisión por dopar sistemáticamente a sus jugadores entre 1994 y '98, a través de 281 fármacos diversos, muchos de ellos para enfermos, como Liposom forte para asmáticos, Neoton y creatina para corazones y músculos débiles y eritropietina (EPO) para anémicos. El problema es que esos jugadores, liderados por el gran Zinedine Zidane, distaban de ser enfermos crónicos. Eran saludables futbolistas que, entre 1994 y 98, ganaron 9 títulos, entre ellos 3 scudettos, una Liga de Campeones y una Intercontinental. En realidad, eran campeones dopados.

La condena se conoció en noviembre pasado. Juven-tus, arrogante, exclamó que había salido triunfante, pues su administrador delegado, Antonio Giraudo, también imputado, había resultado absuelto. Pero la reciente difusión de los fundamentos de la condena pusieron las cosas en claro: el médico Agrícola jamás pudo haber actuado solo, pero Juventus fue absuelta, dijo el juez, porque las pruebas resultaron insuficientes. ¿Acaso no fue la 'Juve' la que decidió contratar en aquellos años al médico argentino Guillermo Laich, apodado por la prensa el "stregone" (brujo)?

El mundo del deporte debate ahora si la 'Juve' debe ser despojada de todos aquellos títulos que ganó con trampa. La Agencia Mundial Antidoping (WADA), el organis-mo creado por los Estados y las entidades, recordó que to-do deportista puede ser despojado de sus títulos con una retroactividad de ocho años y que Juventus, por ello, está incluida en las generales de la ley. Pero la FIFA, gobierno central de la Soberana República de la Pelota, ya adelantó que Juventus no debe ser castigada. Peor aún, diputados italianos, supuestamente enfrentados en lo político, unieron sus corazones juventinos, dijeron que "la Vecchia Signora" representa la imagen del país y presentaron un proyecto para que nadie ose despojarla de sus títulos y, de paso, para que se investigue al juez Casalbore y al fiscal Raffaele Guariniello. Lo firmaron también parlamentarios de izquierda que acusan al oficialismo de sancionar leyes sólo para salvar a Berlusconi. El fútbol, se dice, suele mostrar lo mejor de nosotros. También muestra nuestros peores costados.

¿Y los jugadores? Socios VIP de la Soberana República, la mayoría calló cuando debió declarar ante la justicia. Uno de ellos, el uruguayo Paolo Montero, inclusive se negó a testimoniar afirmando que en la sala había demasiada gente. No saben que son socios del negocio, pero también sus víctimas, porque son ellos los que exponen su salud, mientras los dirigentes cuentan los billetes. Pero los jugadores actuaron corporativamente. Sintiendo tal vez que ninguno de ellos puede quebrar la mafiosa "ley de la omertá". Juventus es centro de un escándalo tras otro. Su principal dirigente, Luciano Moggi, ex del Napoli en tiempos de Maradona, es el "padre padrone" del calcio. Cuando trabajaba para el Torino la justicia lo condenó a cuatro meses de arresto por contratar prostitutas para árbitros. El se defendió diciendo que eran "traductoras-acompañantes". ¿Habrá sido beneficiado también con traductoras el árbitro que el sábado concedió un gol en offside y marcó un penal inexistente para que Juventus derrotara 2-1 a la Roma y se mantuviera como líder? Un ex presidente del Ancona acusó hace unas semanas a Moggi de controlar a ocho clubes de la Serie A y de digitar técnicos y jugadores a través de la empresa GEA, que representa y transfiere futbolistas y DT. Moggi debe ser realmente poderoso. Siempre sale indemne.

Pero ni la FIFA ni los jugadores entienden la lógica que aplicó el checo Zdenek Zeman, hoy DT del Lecce, cuando hace unos años lanzó sus acusaciones de doping contra la Juve que derivaron en la condena. Zeman insiste en afirmar que habló no sólo para proteger la limpieza de la competencia, sino para cuidar la salud de los jugadores.

¿Habrán leído las estrellas hoy mudas de la Juventus que un juez de Florencia decidió investigar las muertes y enfermedades prematuras de ex jugadores de la Fiorentina porque sospecha que el doping tiene algo que ver? Nello Saltutti muerto de un ataque coronario a los 56 años después de admitir que por lo menos antes de 300 partidos tomó Cortex y Micoren. Bruno Beatrice que murió a los 39 de leucemia y Ugo Ferrante a los 59 de cáncer. El fiscal Luigi Bocciolini sospecha también de los problemas coronarios de Giuseppe Longoni y del reciente infarto de Giancarlo Antognoni. Bocciolini está al tanto de la denuncia ante el Ministerio de Salud de Italia del fiscal Guariniello, el mismo que investigó a la 'Juve'. Guariniello revisó fichas clínicas de 24.000 futbolistas de hasta cuatro décadas atrás. Los casos de tumores de hígado, colon y páncreas, mucho más elevados que la media, lo llevaron a investigar 47 muertes por homicidio culposo. En estos días, The New York Times publicó un informe sobre las extrañas muertes prematuras del cal-cio. Zeman conoce todo esto y por eso sus advertencias. El DT de aquella Juventus dopada, Marcello Lippi, ya le advirtió claramente que "no se puede criticar un sistema del cual se forma parte". Lippi representa como pocos a "la familia del calcio". Es representado por la GEA de Moggi. Y hoy es el técnico de la selección italiana.

 

Ezequiel Fernández Moores


Comentarios


Once jugadores en busca de un lugar