Los dólares y nuestro Fondo

Dario Tropeano

* Abogado. Docente de la Facultad de Economía UNco

Ver más noticias de Dario Tropeano

El acuerdo ha resultado desestabilizante para la economía Argentina y el propio FMI reconoció que no cumplió los objetivos.


La posición necolonial que afrontamos con el FMI y el endeudamiento público que padecemos no es ajena al grave desequilibrio macroeconómico que afrontamos. Una vez más: desde el inicio del año 2016 a mediados del 2019 se montó en la Argentina un esquema de endeudamiento público cuyo único objetivo fue dotar al país de dólares para poder retirarlos con ganancias en pesos obtenidas con altas tasas de interés que pagaba el Estado por la deuda en pesos que emitía. Además esos dólares se obtuvieron por ganancias en pesos que acumulan en cantidad grandes compañías, las cuales tiene que transformar esos pesos en dólares para cerrar el círculo de rentabilidad empresaria. Cuando los fondos de inversión extranjeros que vinieron a especular con ese mecanismo montado por el Estado comenzaron a llevarse los dólares porque el país “ se fundía “ entonces el Gobierno llamo al el FMI .

Su rescate -nuestro préstamo- fue para esos inversores que se iban (varios de ellos no pudieron salir y por eso además debimos renegociar con los fondos de inversión extranjeros) . El fondo llegó -como sucede en otras latitudes – a salvar a los fondos extranjeros que espantados se retiraban cambiando los pesos por dólares y también grandes compañías que operan en el país se llevaban sus ganancias. Todo ese proceso de endeudamiento violo leyes internas de orden público y la propia normativa del FMI dado que se prestó a un país para que facilite la fuga de los dólares prestados.

Lo mismo sucedió en el año 2000 y 2001 con el FMI , el mismo proceso que el detalláramos .Y los efectos devastadores sobre la Argentina son iguales, destruyendo la economía nacional y con ello los ingresos de la gran mayoría de la población. El Gobierno nacional afrontó una herencia devastadora, llegó la pandemia y emitió billones de pesos – además de tomar prestados un par de billones mas – para sostener el andamiaje estatal y social.

Pero no solo mal aprovechó los excedentes en dólares de exportación de los años 2020/2021 habilitando importaciones innecesarias y vendiendo dólares baratos (dólar oficial) a las empresas endeudadas en dólares en el gobierno anterior, sino que acordó una forma de pago con el FMI absolutamente imposible de cumplir (lo cual advertimos el 5/2/2022 desde esta páginas “ Juntos por el Pago “ ). Ese acuerdo ha resultado desestabilizante para la economía Argentina y el propio FMI en un informe del 23/12/21 reconoció que el crédito otorgado a la Argentina no cumplió los objetivos fijados.

No estamos de acuerdo: lo cumplió; los dólares se los llevaron y la Argentina quedó condicionada al control trimestral de las políticas macroeconómicas que impone el organismo: devaluar (inflación) ajustar (para tener excedentes y que el Estado compre dólares para pagar) privatizar y reformar leyes jubilatorias y laborales. Se trata de cuestiones de agenda propia de un Estado y no de imposiciones externas sobre un país que algún día tal vez sea soberano .

Sin embargo en la desesperación de pagar (dado que parece mala palabra investigar legalmente el otorgamiento ilegal del crédito con el FMI tanto por parte de quienes lo tomaron como de quienes lo otorgaron) ha hecho que el actual gobierno busque caminos alternativos de financiamiento (más baratos que el FMI que además nos aplica multas por estar sobre endeudados con ello , justamente con la aprobación de ellos ). Así pagamos parte de los vencimientos con yuanes chinos utilizando el contrato de swap (Bancos centrales de ambos países intercambian préstamos en pesos y yuanes), recibimos un préstamo a corto plazo de la Corporación Andina de Fomento y de Qatar ( DEG) a tasa de interés menor a la del FMI . Se resolvió además pagar las importaciones Chinas con yuanes ( la moneda de China) lo cual es una decisión soberana de toda lógica: ¿por qué pagar con dólares que no tenemos usando una moneda distinta de la del país que nos vende?

La lucha por pagar la deuda con los privados y el FMI impone además soportar los periódicos “fogonazos “ del dólar blue mediante el cual un grupito de “cuevas financieras” asistidas por bancos y mesas de dinero empujan hacia arriba un valor que se traslada a los precio inmediatamente. Claro está en una economía donde la rentabilidad de los monopolios y oligopolios (que dominan casi la totalidad de la economía Nacional ) se mide en dólares ( ej : una tonelada de hierro me tiene que dejar tantos dólares siempre, siendo la ganancia constante ) la puja por la distribución de la renta es generalmente ganada por los dueños más poderosos del capital, las pymes y los asalariados reciben una porción cada vez menor , porque el capital no deja de concentrarse.

Ante semejante cuadro quienes serían los referentes económicos de una candidata de la oposición presionan ante el FMI para que obstruya toda colaboración con el país empujándonos hacia otra corrida cambiaria, lo cual está claro se ha hecho estos últimos días. O somos soberanos y nos integramos con nuestro continente con políticas de exportación, desarrollo tecnológico y distribución del ingreso o la profundización de la pobreza aumentará. No lo dudo.

* Abogado. Docente de la facultad de Economía de la Unco.


Comentarios