Los planes después de la Ley Bases

Milei perdió un funcionario cada cuatro días de gestión. Una vez que el proyecto que salió con cambios del Senado pase el filtro de Diputados, relanzará su gobierno.

El gobierno de Javier Milei tiene un nuevo horizonte: el 9 de julio, cuando se firmaría el frustrado Pacto de Mayo. Para ese momento el presidente espera llegar con el gobierno más consolidado y retener un poco las constantes renuncias que suceden todas las semanas en los ministerios. El viernes se fue el secretario de Política Económica Joaquín Cottani. El politólogo Pablo Salinas viene publicando en la red social X un seguimiento de los funcionarios renunciados. Según su recuento ya van 47 en 187 días de gobierno, lo que da una renuncia cada 4 días de gestión. El ministerio con más renuncias es Capital Humano y le siguen Economía y Jefatura de Gabinete.

La expectativa por la Ley Bases es que en Diputados se termine de pulir lo que el Senado retocó e incluso hasta se especula que el paquete fiscal podría reincorporar los capítulos de Ganancias y Bienes Personales.

Una vez que Milei consiga su ley, espera relanzar el gobierno con cambios de gabinete. Se espera la incorporación de Federico Sturzenegger y bajas como Mariano Cúneo Libarona en Justicia y Mario Russo en Salud. A este lugar ascendería Cecilia Loccisano, la exesposa de Jorge Triaca, que a principios de mayo fue nombrada como Secretaria de Coordinación Administrativa, con la promesa de convertirla en ministra.

Un organismo que ya encaró un proceso de relanzamiento es la AFI. Sergio Neiffert, el nuevo jefe de los espías, tiene algunos cambios en mente, que ya está trabajando. El primero es recuperar el viejo nombre de la AFI y que vuelva a llamarse SIDE. Esta idea no es de él, sino de Santiago Caputo y Rodrigo Lugones, quienes ganaron territorio dentro de este organismo tras la renuncia de Nicolás Posse. Por otro lado el organigrama estará dividido en tres grandes direcciones: Ciberinteligencia, Inteligencia Interior e Inteligencia Exterior.

Lugones estuvo la semana pasada en Buenos Aires -vive en Madrid y viene una vez por mes- y mantuvo reuniones enfocadas en ayudar a organizar el desembarco de Neiffert. La intención de que vuelva a llamarse SIDE es también una manera de recuperar parte de esa mística noventista que el equipo de comunicación busca impregnar en el gobierno.

Neiffert llega al gobierno luego de la renuncia de Silvestre Sívori, el hombre de confianza de Nicolás Posse para el manejo de los espías, pero al perder Posse la confianza del presidente, también la perdió Sívori. La gran pregunta es: ¿por qué la perdió? En los meses previos a la salida de Posse se comenzó a hablar de que había ministros, como Sandra Pettovello, por ejemplo, que decían que Posse los espiaba. También habría manifestado esto Santiago Caputo.

El reemplazante, Guillermo Francos, le dio una dinámica diferente a la jefatura de Gabinete, que hasta el momento no había tenido. En un rol mucho más político y con la experiencia del Ministerio del Interior -ahora reconvertido en Secretaría- a cuestas, Francos negoció voto a voto con los gobernadores. Incluso hasta se lleva mejor con Mauricio Macri, con quien se encontró en la Bolsa de Comercio el pasado martes en el cocktail de la fundación Multiplicar Conciencia.

El expresidente Macri prepara apariciones públicas para los próximos días con la intención de seguir apoyando a Milei y sobre todo los cambios incorporados con la Ley Bases, pero con la idea de renegociar su acuerdo con el presidente. Macri les repite a los propios que es importante que la Ley Bases salga y a partir de ahí volver a rever la alianza con Milei. En paralelo ya está comenzando a delinear la campaña para el año próximo, pero sin noción de a qué parte del electorado hablarle ni qué decirle, ni siquiera sabe si coordinará esto con el gobierno.

Pero Macri tiene otra prioridad: la construcción de su nueva casa. Se acaba de comprar un terreno en Vicente López, sobre la calle Gaspar Campos, a pocas cuadras de la histórica casa donde vivió Juan Domingo Perón cuando regresó de su exilio en Madrid. Otro vecino célebre de esas cuadras es el diputado Miguel Ángel Pichetto. Todos compañeros peronistas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios