Oscar Ragni: “La verdad es indispensable, es lo que más nos interesa”

El padre del desaparecido Oscar Alfredo lo dijo al terminar los alegatos de la acusación en el juicio La Escuelita VI. Volvió a cuestionar el “pacto de sangre” de los imputados, que “siguen ocultando las cosas”.



El salón de AMUC estuvo siempre con público que siguió las audiencias contra los represores. Foto: Archivo

El salón de AMUC estuvo siempre con público que siguió las audiencias contra los represores. Foto: Archivo

“Exigimos la verdad”, dijo Oscar Ragni, papá de Oscar Alfredo Ragni, secuestrado el 23 de diciembre de 1976 de la vereda de su casa cuanto tenía unas pocas horas de haber llegado desde La Plata, para pasar las fiestas en la vivienda paterna.

Sigue desaparecido al igual que Marcos Herman, secuestrado de la casa de sus padres en Bariloche, también cuando regresaba en el tiempo del receso universitario de julio de 1977.

El secuestro de Ragni se ventiló en el primer juicio que se desarrolló en Neuquén en 2008. El de Juan Marcos Herman, de Bariloche, en el debate que está terminando estos días.

Los Ragni, las Madres de Plaza de Mayo y familiares de detenidos-desaparecidos integran el público en todos los juicios en los que se conocen los detalles de los operativos de secuestro que los acusados llevaron a cabo en el Alto Valle o en la Cordillera.

“La verdad es indispensable, es lo que más nos interesa;los años de condena no me conforman: algunos (de los acusados) los cumplirán, otros ya están muertos; el objetivo que exigimos es la verdad”, dijo Oscar Ragni.

Sostuvo que “como desde el 24 de marzo de 1976, pensamos que la justicia es necesaria. Estos procesos no vienen a cerrar las heridas, pero sí a colmar ansiedades porque la verdad es indispensable”.

Criticó que al cabo de 40 años de producidos los secuestros, torturas y desapariciones forzadas que ocurrieron en la zona “no podemos saber cuál fue el itinerario que les hicieron recorrer a cada una de las víctimas del terrorismo de Estado”.

De Oscar Ragni se supo que estuvo en el centro clandestino “La Escuelita”de Neuquén por los testimonios de los sobrevivientes Raúl Radonich y David Lugones.

Y se conoció que Juan Marcos Herman estuvo dos días secuestrado en Bariloche, y luego lo trasladaron en avión al centro clandestino “El Atlético”, según declaró el sobreviviente Miguel Ángel D’Agostino.

“Sólo imaginamos lo que pasó con los desaparecidos, lo que conocemos es por la valentía de los que tuvieron la suerte de volver”, sostuvo Ragni quien se preguntó por la fiereza del “pacto de sangre” entre los responsables.

“Ya están todos convictos, confesos y algunos condenados:pero nadie se atreve a decir cómo fue”, cuestionó.

Luego de escuchar las indagatorias en el juicio donde militares o el gendarme sostuvieron no haber tenido participación ni conocer de las circunstancias que vivieron los secuestrados, Ragni planteó lo que fue ostensible a todo el público:“nos dicen mentiras, como que no tuvieron nada que ver, o que ellos no fueron. Zárraga fue interventor del municipio de Roca, integrante de la plana mayor del Ejército en Bariloche y en Neuquén y dice que no tenía poder de decisión; es mentira”, ejemplificó.

Estimó que “ocultar las cosas no les va a bajar la condena”; al tiempo que describió los detalles que fueron saliendo a la luz con las declaraciones de los testigos citados por los jueces.

El sexto tramo del juicio “La Escuelita” finalizó su etapa testimonial y de alegatos de la acusación.

La fiscalía y las querellas del Ceprodh y de la APDH solicitaron fuertes penas para los que integraban la comisión de secuestro y posterior interrogatorio bajo torturas; así como los que decidieron “quiénes serían los blancos”.


Comentarios


Oscar Ragni: “La verdad es indispensable, es lo que más nos interesa”