Padres bloquearon el ingreso a una primaria roquense por las fallas edilicias





Los padres de la escuela 317, del barrio las 250 Viviendas, tomaron ayer el establecimiento y no enviaron a sus hijos a clases, a raíz de las falencias edilicias que padecen desde hace meses.

Las pérdidas de gas en la cocina fueron presentadas como uno de los problemas más graves. La situación pone en riesgo la salud de las porteras y de los 400 chicos que asisten al comedor, ya que ese espacio está al lado del lugar en el que se elaboran los alimentos.

A raíz de la protesta la coordinadora de Educación, Silvina Biancalana, envió un gasista para dejar la cocina en condiciones provisorias hasta que llegue una nueva. Sin embargo, los padres decidieron que mantendrán la medida hasta que se solucionen todos los problemas.

“A partir de hoy (ayer) tomamos la escuela para que no ingresen los chicos y repudiar esta situación que data del año pasado” dijo Jacqueline, madre un nene que va a quinto grado.

“El miércoles comenzó a funcionar el comedor y era terrible el olor a gas que había, a mi hijo decidí no enviarlo a la escuela por este problema”, expresó Pablo padre de un pequeño que va a tercer grado.

A las pocas horas de iniciar la protesta se hizo se hizo presente Biancalana, que trajo once matafuegos nuevos, además convocar a un gasista.

El gremio Unter llamó a la Secretaria de Trabajo y el organismo envió inspectores de seguridad e higiene para constatar las falencias.


Temas

Río Negro

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Padres bloquearon el ingreso a una primaria roquense por las fallas edilicias