Paro Aerolíneas: sigue el conflicto y Dietrich amenaza con un “achique”

El conflicto entre el Ejecutivo y los sindicatos por Aerolíneas parece no tener fin a la vista. Los gremios aeronáuticos volvieron a cuestionar a las autoridades de la empresa y al gobierno nacional: denunciaron que se busca “destruir” a la línea de bandera y afirmaron que no fueron “llamados al diálogo” luego del anuncio del paro por 24 horas que concretaron ayer. Aerolíneas canceló todos sus servicios, la medida alcanzó a 371 vuelos y afectó a más de 40.000 pasajeros. Según informó, la compañía sufrió una pérdida de 20 millones de dólares. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, amenazó con un “achique inevitable” de la empresa.

“La decisión de Aerolíneas de cancelar todos sus vuelos de hoy demuestra que tenemos razón y que lo único que quieren es liquidar a la empresa”, afirmó ayer el titular de UPSA (Unión del Personal de Servicios Aeronáuticos), Rubén Fernández, acompañado de los jefes de los gremios que realzaron el paro: Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (Apta); Personal Aeronáutico (APA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (Uala). Los gremios reclaman el pago de una parte del aumento salarial, que la empresa considera que no le corresponde abonar.

“Aerolíneas Argentinas no está volando y las otras compañías sí. Nuevamente estos señores que dicen representar a la gente y defender a Aerolíneas lo que están haciendo es afectarla”, respondió a los gremios el ministro de Transporte, que acusó a los jefes sindicales de no querer discutir “productividad”: “Si el piloto de Alitalia duerme una noche cuando viene a Buenos Aires y el piloto de Aerolíneas duerme tres noches en Roma, es muy difícil competir”, disparó.

Dietrich aseguró que la intención no es achicar la compañía, pero que, si no hay colaboración de los gremios, no quedará otra salida: “En los últimos tres años la empresa tiene 18 rutas más, y ocho aviones más hoy que en 2015. También tenemos el récord de puntualidad. Pero hay que trabajar juntos -con los gremios- en mayor productividad, no en echar gente. Si la respuesta es no, inevitablemente llegaremos a un achique de la compañía”.

En ese sentido, el ministro anunció, como ejemplo, que de no resolverse el conflicto, el año que viene hay dos aviones que se “devolverían porque es muy difícil competir en los vuelos internacionales”.


Comentarios


Paro Aerolíneas: sigue el conflicto y Dietrich amenaza con un “achique”