Paro en excursiones lacustres de Bariloche: “Es una acción desmedida”

La empresa Turisur dijo que la medida de fuerza fue sorpresiva sin previa notificación del gremio SOMU. Indicaron que hubo quejas y denuncias de pasajeros afectados y justificaron posteriores despidos.




La empresa Turisur dijo estar “sorprendida” con la medida de fuerza iniciada el jueves por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) que cumplió hoy el sexto día de acciones directas con la paralización de las excursiones lacustres de la compañía, por un reclamo gremial.

SOMU inició el jueves una retención de tareas en la excursión a Puerto Blest ante el reclamo de reencuadramiento de una trabajadora del buffet de la embarcación y a partir del sábado paralizó todos los paseos lacustres de la empresa (incluyendo Isla Victoria) por el despido de dos marineros a raíz de la adhesión a la medida de fuerza sindical.

Martín Baciocco, responsable comercial y operativo de Turisur, dijo a RÍO NEGRO que se trata de una “acción desmedida, fuera de lugar y sin sentido” el inicio del bloqueo a la salida de las excursiones por el reclamo de reencuadramiento de una trabajadora que está bajo convenio gastronómico y que cumple tareas arriba del barco Gran Victoria, en un kiosco, y en el hotel Puerto Blest.

Según indicó Baciocco, la medida de fuerza de SOMU fue “sorpresiva” y no hubo notificación previa del sindicato. Indicó que el jueves a las 9:30 personal de la empresa dio aviso a las autoridades de la protesta del gremio y el anuncio de que impedirían la salida de la excursión a Puerto Blest, cuando ya se encontraban los 70 pasajeros en pre embarque. Indicó que en un primer momento desde el sindicato pedían la “reincorporación” de la trabajadora quien no había sido desafectada de sus tareas, por lo que consideran desconcertante el planteo.

Sin lograr destrabar la situación y ante la continuidad de las medidas de fuerza que afectaban la excursión a Puerto Blest, la empresa despidió a dos empleados que se sumaron al paro. El gremio dijo que fue una “represalia” y la compañía asegura haber tomado esa decisión “porque no podíamos no accionar ante algo tan grave como fue que pararon los barcos”.

Baciocco señaló que la medida de fuerza trajo “muchos problemas, reclamos y denuncias de los pasajeros afectados, con gente en las oficinas comerciales desbordada y los guías desbordados tratando de contener a los pasajeros”. Agregó que se genera un importante perjuicio económico la continuidad de la medida de fuerza que el sábado se incrementó a un paro por tiempo indeterminado, afectando toda la operatoria lacustre de la empresa.

El referente de Turisur señaló que hasta el inicio de la medida había “buen diálogo” con los referentes gremiales y que el tema de la trabajadora había sido abordado dos semanas atrás. Allí la empresa ofreció alternativas para evitar un conflicto como cerrar el kiosco de la embarcación, tercerizar ese servicio e indemnizar a la trabajadora, que tiene un régimen particular con tareas arriba del barco y en tierra, cuando descienden los pasajeros al hotel Puerto Blest, que también administra la compañía.

Baciocco insistió que los referentes gremiales “no tienen voluntad de diálogo”, según advirtieron en una primera reunión mantenida el viernes, tras el inicio de la medida de fuerza, y señaló que a su entender “existen presiones del gremio a nivel nacional” para llegar a esta instancia.

Ante la continuidad del paro, la empresa decidió suspender su operatoria lacustre y canceló las programaciones de excursiones en el lago Nahuel Huapi. Además, espera la intervención de la Secretaría de Trabajo o la Justicia para avanzar en una conciliación.

“El impacto es muy grande, después de un año y seis meses en el que a pesar de la pandemia mantuvimos el 100% del personal, cumpliendo todos los compromisos, nos encontramos con esta situación rara, totalmente desmedida”, enfatizó Baciocco.


Comentarios


Paro en excursiones lacustres de Bariloche: “Es una acción desmedida”