Pasaron seis meses y no hay planes para las tierras de la U9 en Neuquén

Si bien se mostraron distintas alternativas para el predio aún no se solicitó cambiar <br />el uso del suelo. El pedido debe ingresar al Concejo Deliberante. Por ahora el lote <br />soloestá habilitado para que funcione una unidad de detención.



1
#

Por el interior del terreno se habilitó la apertura de calles. (Foto: Archivo )

2
#

En abril la unidad carcelaria fue vaciada y los internos fueron trasladados hasta el inmueble ubicado en Senillosa.

Hay un proyecto para cambiar los indicadores de ciudad que permitirán urbanizar las 10 hectáreas de la ex U9 en Neuquén plantea un uso exclusivo de “gran parque metropolitano” cuyo principal uso será el desarrollo cultural y recreativo.

La iniciativa es del unibloque de Unidad Ciudadana y no cuenta con otras firmas que lo avalen, razón por la cual permanece en comisión desde hace varias semanas.

Prevé que hasta que no se establezca una propuesta integral de usos, se utilice el predio para fines sociales, deportivos y de esparcimiento con la preservación y puesta en valor del espacio público y del patrimonio existente.

Fija que no se habiliten otros fines para el lugar hasta la efectivización de un concurso púbico multidisciplinario del cual surja un proyecto arquitectónico integral.

El único que puede cambiar el indicador de “uso carcelario” exclusivo es el Deliberante.

Tampoco prosperó en la última sesión la realización de una “audiencia pública” como lo solicitó el ente de planeamiento de la ciudad (CAESyP) debido a que rechazaron iniciar el llamado tanto el MPN, Cambiemos, y Unidad Ciudadana, que es el autor del proyecto que prevé el cambio de los indicadores carcelarios a las 10,4 hectáreas ubicadas en el microcentro neuquino.

A seis meses de la firma del acta compromiso entre el gobernador Omar Gutiérrez y el ministro de Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, para llevar a cabo el canje de las tierras de la excárcel federal U9 por el traslado de los internos a Senillosa, no hay despacho en el Deliberante que pida modificar los indicadores de uso para las 10,4 hectáreas. Es decir que el predio mantiene el estatus exclusivo de “uso carcelario”.

Hubo reuniones y debates sobre diferentes proyectos, pero ningún despacho logró estado parlamentario para fijar qué tipo de uso se le va a dar a las tierras: urbanización y paseos comerciales o; para la realización de un proyecto deportivo y cultural.

Si no se establece por ordenanza en el lugar no se puede edificar, fijar circuitos atléticos o hacer un parque de la memoria ya que sólo está permitido el “uso carcelario”.

El traspaso de las tierras se efectivizó en abril, cuando se evacuó la U9 y los internos fueron trasladados a Senillosa.

El canje aún tiene “pendientes” como las obras de infraestructura en dos de los cuatro módulos (con sus respectivos pabellones) que no están en condiciones y que la Provincia debe completar.

Pese a que desde el oficialismo municipal adhieren a una propuesta de urbanización de edificios que planteó la administración nacional para las casi 6 hectáreas que están por fuera de los viejos muros, Cambiemos no presentó un proyecto para cambiar el uso carcelario que tiene ese espacio y que tras el canje pretenden urbanizar.

El titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) hizo una presentación técnica en la municipalidad en la que tomó como referencia los indicadores de las calles lindantes a los muros externos de las ex cárcel, pero no ingresó en el Deliberante la propuesta técnica.

Tampoco lo hicieron los equipos profesionales del gobierno provincial o los concejales del bloque del MPN para que las 10,4 hectáreas que el ministro Garavano le transfirió a la administración neuquina tenga un uso de “pulmón verde”, como lo estipula el programa de consultas impulsado por el ministerio de Cultura, Educación y Deportes que conduce el ministro Juan Pablo Prezzoli.

El decreto en el que se oficializa la relación entre la AABE y el municipio, para la apertura de las calles internas que atravezarán el predio (196/18), se describió la cotización de una futura subdivisión de las 10,4 hectáreas que dejarían al gobierno provincial con el residual de las 5,85 hectáreas a favor de la Nación para la subasta pública que tiene proyectada con los desarrolladores.

Aún en la documentación oficial que desliza ese convenio de repartición (posterior al inicial y el único conocido), mediante el cual la Provincia cede las 5,85 hectáreas a manos de la AABE, se recuerda que al momento de la tasación para iniciar el loteo, deberá tenerse en cuenta que si el lugar cambia sus indicadores que son de uso específico carcelario y se deberá realizar una segunda tasación oficial.

Hasta el momento no se conoce el documento mediante el cual el gobierno neuquino cede a la AABE parte del predio que Nación le entregó entero. En Catastro de Provincia, la nomenclatura del predio no tiene subdivisión y en el decreto municipal, en el que se referencia el valor del terreno de uso carcelario, se indica que las 5,8 hectáreas para el proyecto de departamentos es a “deslindar”.

En números

Datos

10,4
hectáreas tiene el predio donde funcionaba la excárcel federal. Está ubicada en pleno centro de la capital neuquina.

Comentarios


Pasaron seis meses y no hay planes para las tierras de la U9 en Neuquén