Perfecto camuflaje

Una vivienda de descanso pequeña y simple en Brasil.



1
#

2
#

3
#

4
#

5
#

arq.

Proyectada para un joven publicitario, esta casa de fin de semana de sólo 82 m2 ubicada en San Francisco de Paula, en la región serrana de Río Grande do Sul, se integra al paisaje sin competir con él. Esta zona que sufre inviernos rigurosos, acompañados incluso por nieve, se destaca por la preservación de su bosque de fauna atlántica y araucarias. Allí, en un lote de 1.600 m2, esta vivienda de Studio Paralelo surge como un refugio de metal y madera en la naturaleza. Está formada por dos volúmenes rectangulares de diferentes texturas situados en el centro de la parcela y rodeados de bosques. Y respetando el entorno, también marcado por una suave pendiente, se decidió ubicar la casa sobre una losa de hormigón, casi suspendida del suelo. Así se evitó interferir con el perfil natural a la vez que salvar la construcción de la humedad. Un volumen mayor revestido con chapa ondulada abriga el sector íntimo con dos habitaciones dispuestas en lados opuestos. En el segundo volumen, madera y vidrio contienen el pabellón de servicio. Luego, un deck de madera se adentra en el bosque, cruzando el cuerpo principal de la casa y ejerciendo la función de sala de distribución de acceso y balcón. A partir de la búsqueda de la fidelidad al pedido y teniendo en cuenta la previsión de los costes, la casa fue diseñada con una lógica estructural de simples módulos de 1,20 x 1,20 m, situados en perfiles metálicos, marco de acero. Los paneles de madera (OSB), que forrados en membrana permeable impiden la transpiración, complementan la estructura exterior. Fotos: Eduardo Aigner Fuente: studioparalelo.com


Comentarios


Perfecto camuflaje