Perito insinuó que dinero que tenía Miceli era de una “cueva”

El testimonio de un funcionario de la unidad antilavado (UIF) comprometió a la exministra de Economía.



#

Los testimonios le dejan cada vez menos margen a la actual asesora de Madres.

Archivo

BUENOS AIRES (DyN).- Una funcionaria de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) aseguró en la Justicia que la financiera bonaerense de la cual provino el dinero encontrado en 2007 en el baño de la entonces ministra de Economía Felisa Miceli “daba directamente pérdidas”. “Había muchas inconsistencias” en las cuentas de la Caja de Crédito Cuenca Cooperativa Limitada, del Villa Lynch, partido de San Martín, sostuvo la testigo Cecilia Piacquadio en el juicio contra Miceli que lleva adelante al Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) por el escándalo del hallazgo de 100.000 pesos y 31.670 dólares, colgando de una percha en el armario del baño privado. La mujer, contadora pública nacional y licenciada en administración, que hizo la pericia sobre la financiera Cuenca de la cual provenía el “ladrillo” con 100.000 pesos, dijo que en los números “devengaba pérdidas en lugar de ganancias” por lo que la entidad, concluyó, “no respondía a la realidad económica de lo que debiera ser”. “Fue un informe muy extenso, de unas 20 páginas, algo a lo que dediqué muchísimo tiempo”, resumió la mujer. En relación a la financiera, la Fiscalía desistió del testimonio de Miguel Jorge Rutenberg, presidente de la Caja de Crédito Cuenca Cooperativa Limitada, por entender que su declaración “podría ser auto incriminatoria” ya que en un anexo de esta causa penal está imputado y goza de la “falta de mérito”. Miceli está siendo enjuiciada por “encubrimiento” de alguna eventual maniobra financiera ilegal, pues en la instrucción se llegó a establecer que el “ladrillo” con 100.000 pesos, identificado como lote “38.057 Bco. 30” del Banco Central, salió de allí hacia la Caja de Crédito Cuenca, donde no existían registros de ninguna operación de la ministra. También está acusada de “destrucción de documento público” por la desaparición del acta original que los bomberos de la Policía Federal labraron al hallar la bolsa con la plata, el 5 de junio de 2007. En la instrucción, Miceli declaró que la había solicitado para fotocopiarla y repartir a la prensa, pero sostuvo que no recordaba a cuál de sus secretarias se la había dado o dónde podría haber quedado. Lo llamativo para el TOF2 y la Fiscalía es que al momento de mandar a pedir el acta original, ya poseía otra igual pues los policías se la habían dejado a la secretaria María Buchea, la primera de las colaboradoras en llegar a la dependencia. El escándalo de la bolsa con dinero obligó a Miceli a renunciar 45 días después al Ministerio de Economía. Desde entonces trabaja en la Fundación de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y asesora a empresas.


Comentarios


Perito insinuó que dinero que tenía Miceli era de una “cueva”