Piden edificio propio para centro terapéutico

NEUQUEN (AN).- El Centro Terapéutico Quelluén, que atiende a niños con trastornos emocionales, festejó el tercer aniversario desde su creación y, entre tortas y guirnaldas, los docentes y padres de los alumnos reiteraron su reclamo por un edificio propio ante las autoridades y medios de prensa presentes.

El Centro Quelluén se creó el 1 de agosto de 2002, a partir de un recurso de amparo presentado por un grupo de padres y profesionales. En abril de este año, los técnicos de Consejo Provincial de Educación (CPE) clausuraron la vivienda de Santa Fe 250, donde funcionaba la escuela, por cuestiones de seguridad.

Tras dos meses sin clases, el gobierno alquiló una nueva vivienda en Gabriela Mistral 153. "Aunque en este nuevo lugar estemos cómodos, no deja de ser una casa, seguimos esperando el edificio propio", sostuvo Pablo Pena, musicoterapeuta de la escuela.

Los docentes de Quelluén denunciaron que el resto de las escuelas especiales de la provincia están en un situación similar o peor, y que poco se ha avanzado tras las obras anunciadas en junio. "Hay varias escuelas que siguen sin clases; como TAYIL, que está parada desde el 29 de abril, el Centro de Trastornos del Lenguaje, que aún no empezó el ciclo lectivo, la escuela domiciliaria 4 y la mitad de la escuela especial 7", describió la docente Carina Bik.

El festejo contó con la presencia de la directora de educación especial del CPE, Yamile Rayes. Al ser consultada por los colegios que aún siguen sin clases, la funcionaria explicó que "hay espacios físicos que se están refaccionando en San Martín al 300, en Irigoyen al 1.200 y en Sargento Cabral al 300, sólo falta la aprobación del personal de Seguridad e Higiene del CPE".


Comentarios


Piden edificio propio para centro terapéutico