Piden mantener el uso de barbijo y los cuidados: “La pandemia no se terminó”

En cuatro días, el tapabocas al aire libre ya no será obligatorio. Especialistas de Roca criticaron las nuevas medidas y aseguran que genera una idea falsa de “final” de la pandemia. Los casos bajaron pero los pacientes graves siguen llegando y falta vacunación.




Durante la semana se viralizó un cartel del Sanatorio Juan XXIII con la noticia de que por primera vez en 540 días, no hubo pacientes covid internados en sala común el martes (21/09). Este dato, foto de una realidad momentánea, alegró a buena parte de la población y dio muestras de que efectivamente hay una baja en la curva de contagios. Su contracara es el eco que genera y es -según algunos especialistas- la sensación de que la “pandemia covid” es ya un mal recuerdo.

La buena noticia de un día sin pacientes covid, era solo una realidad en el piso de internación ya que por esas horas, en las terapias la situación era distinta: una paciente muy joven ingresaba al Sanatorio Juan XXIII con un cuadro muy grave de covid-19 y precisó asistencia respiratoria mécanica. Y otras once personas permanecían graves con covid en cuidados críticos entre las tres instituciones de salud, en algunos casos con un promedio de doce días de internación. El lunes, se reportaba la muerte de una mujer de 55 años por covid en la ciudad.

Mientras esa realidad sucedía, se anunciaban nuevas medidas sanitarias a implementarse desde el 1 de octubre en Río Negro como la “no obligatoriedad del barbijo” al aire libre y algunas otras flexibilizaciones que Nación dispuso y Provincia acató. Estas medidas -y la forma de transmitirlas- cosecharon fuertes críticas en el ámbito de la salud local.

Las resistencias emergieron principalmente desde referentes de instituciones de salud locales (hospital, Sanatorio Juan XXIII y Clínica Roca) donde especialistas tienen a su cargo la atención de los pacientes que día a día caen contagiados y todos los que podrán caer si se precipitara una tercera o cuarta ola.

“La pandemia no terminó”, es la frase que unifica la queja, por las medidas que analizan cómo “apresuradas” y “descabelladas”, en algunos casos, en medio de la tercera o cuarta ola en otras partes del mundo. Si bien todos reconocen que los contagios han disminuido mucho en este momento, puede precipitarse un nuevo brote, a partir de la variante Delta, así como sucedió en otros países.

Foto: Emiliana Cantera

Cristina Orlandi, jefa de Terapia Intensiva del hospital López Lima y actual vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI); llamó a desconocer las medidas ya que para ella no tienen sustento científico. La médica calificó como “descabellado” el no uso del barbijo en cualquier circunstancia y llamó a seguir utilizandolo y reforzar el “autocuidado”.

“Cuándo va a llegar la tercera ola es incierto. Y por qué no podría ser acá cuando todavía tenemos un porcentaje de población vacunada con dos dosis que todavía es insuficiente”, explicó.

La inmunidad del rebaño se toma por arriba del 60% y todavía nos falta mucho”

Cristina Orlandi, jefa Terapia Intensiva Hospital

En una entrevista con este medio, explicó que la pandemia no ha terminado. “Hay una variante nueva que ha llegado al país. Estamos en fase de contención y si la dejamos propagarse vamos a tener inevitablemente una tercera ola que, a diferencia de las otras, tiene componentes directos en la población pediátrica”, sostuvo.

Marcelo Cabana, intensivista y jefe de la Terapia del Sanatorio Juan XXIII, también fue determinante con el tema quien contó que hubo una reunión de médicos en la institución.

Estamos sujetos y esperando la problemática que vivió el hemisferio norte, hay cepas complejas que pueden irrumpir acá en toda la epidemiología de la Argentina”, aseguró y calificó las medidas como un llamado a “sacarse el barbijo”, cuando somos conscientes de que todos queremos vernos las caras, salir y no tener ningún tipo de coartación de libertades. “Creo que hay que ser más mesurado, mas cauto”, analizó.

“Fue problemático vivir esta pandemia y no puede ser que el gobierno nacional de un plumazo la de por finalizada”

Marcelo Cabana, jefe Terapia Intensiva Juan XXIII

“La pandemia no terminó. Es un momento de disminución de casos. En las salas de terapia todavía hay pacientes con covid”, reforzó el médico.  Lejos de politizar el tema, Cabana dijo que pretenden concientizar para que continuemos con los cuidados, el barbijo y el alcohol en gel y no dejar los logros que no hicieron avanzar y cuidarnos de otras enfermedades o cuadros gripales.

“Que la ciudadanía tome conciencia, de que estamos mucho mejor, de que podemos juntarnos, que se ampliaron los horarios; pero todo con cuidados”, expresó.  

Para el terapista, lo importante es “tener la astucia, la viveza que no pudieron tener los del hemisferio norte”, lanzó. Sin embargo dijo que las decisiones las toman los gobiernos y las pautas deben ser claras.

“¿Por qué ahora de repente tenemos que olvidarnos del barbijo?”, cuestionó. “La vacunación es lo único que nos va permitir decir en algún momento que se terminó la pandemia”, concluyó Cabana.

Foto: Emiliana Cantera

Desde la Clínica Roca, la médica infectóloga María Laura Villablanca opinó que la medida de la no utilización del barbijo al estar al aire libre “no debería entenderse como el fin del uso del barbijo’. Debemos mantener la responsabilidad personal”, aseguró.

Por otra parte, dijo que el resto de las medidas sanitarias como la apertura del turismo y control de ingreso al país, harán que siga latente la amenaza de la variante Delta. Sumado a que aún hay un porcentaje de la población sin vacunar, implica circulación viral y riesgo de contagio.

"Si bien es una gran noticia que haya menos casos y la ocupación de UTI haya mejorado, aún estamos en pandemia”

Maria Laura Villablanca, médica Infectóloga Clínica Roca

No obstante, fue mas optimista al decir que “ninguna medida que se toma debe ser definitiva” ya que la situación cambia y que las aperturas sin cuidados generan nuevos cierres. “Deben seguir testeando, aislando si corresponde y seguir vacunando”, concluyó.

Datos

27
por ciento aumentó la cantidad de muertes en Río Negro en 2020 respecto al 2019, por la covid-19.
21
por ciento de las muertes durante 2020 en Río Negro fueron por covid-19, causal que superó al cáncer.

Vacunas: la mitad de la población estimada tiene esquema completo


Según datos oficiales del Ministerio de Salud de Río Negro, hasta el 21 de septiembre se habían aplicado en Roca 120.113 vacunas covid-19, 71.114 primeras dosis y 48.999 segundas dosis. A nivel provincial, ya se colocaron 833.814 dosis de cuatro vacunas (Moderna, Sputnik, Sinopharm y Astrazeneca-Covishield).

En Roca, la población estimada total a vacunarse, según cálculos de este medio a través de las cifras oficiales, es de unas 86.445 personas entre siete subgrupos: personal de salud, estratégicos, personas mayores de 60 años, personas de 18 a 59 con factores de riesgo, personas de 18 a 59  sin factores de riesgo, personas gestantes y los adolescentes de 12 a 17 con factores de riesgo.

Teniendo en cuenta esta población objetivo, se puede inferir que un 82,3% ya tiene la primera dosis y un 56% del total, tiene esquema completo.

Es decir, un 17,7% de los roquenses (15.331 personas) no se vacunaron con ninguna dosis, ya sea por decisión personal u otros motivos.

Por otro lado, se puede decir que de las 71.114 personas vacunadas hasta ahora, un 69% ya completó el esquema, mientras que el 31% restante aún no lo hizo.

Cifras

20
casos nuevos de covid se detectaron en la semana del 16 al 22/09 en Roca, luego del pico de 400 semanales.
15.000
personas englobadas en la población objetivo no se vacunaron con ninguna dosis en Roca (al 22/09).




Comentarios


Piden mantener el uso de barbijo y los cuidados: “La pandemia no se terminó”