¿Podrá superarse la actual ruptura de la sociedad?



Los venezolanos esperan que el referendo apague el fuego de la conflictividad y acabe con la línea de división que ha partido al país en dos mitades. Sin embargo todo indica que la pugna interna no será superada fácilmente.

El gobierno y la oposición vendieron durante la campaña electoral la oferta de que promoverán la tan ansiada “unidad'' de los venezolanos después de la consulta, pero en su discurso continuaron mostrando dos visiones totalmente disímiles del país. Para algunos analistas las heridas que se han generado en estos años de conflictividad requerirán años para sanarse.

“Aquí se ha producido realmente una ruptura social. Se ha dividido el país en dos. Se han puesto de relieve dos maneras de pensar del país, dos maneras de imaginar el desarrollo, dos maneras de insertarse en el proceso público'', expresó Alfredo Keller, presidente de la encuestadora privada Keller y Asociados.

Es indudable que cualquier proceso de reconciliación que se pretenda avanzar en Venezuela dependerá de la postura que asuman los líderes. Chávez aseguró durante su campaña electoral que no dará tregua a sus adversarios en su “batalla'' por imponer en Venezuela su “revolución bolivariana'' de corte izquierdista, nacionalista y “antiimperialista'' estadounidense.

El mandatario, un teniente coronel retirado que encabezó un fallido golpe en 1992, recientemente llamó a sus partidarios a conformar luego del referendo las “patrullas sociales'' para expandir la “revolución'' en los sectores populares del país. Alberto Garrido, articulista del diario local El Universal, expresó que el anuncio de Chávez en su último mitin revela que la “revolución chavista'' no está dispuesta a ceder los espacios que ha logrado. Dijo que el gobernante insistirá en asumir un “mayor control'' de los Poderes Públicos a través de la aprobación de un paquete de leyes que están pendientes de aprobación en el Congreso, que es dominado por el oficialismo.

El destino de la coalición opositora de la Coordinadora Democrática (CD) resulta incierto puesto que la heterogeneidad de pensamiento político de sus integrantes dificulta que puedan mantenerse unidos por mucho tiempo. Ejemplo de ésto hay muchos en Latinoamérica.

La oposición promocionó profusamente en la campaña un “Plan Consenso País'' donde plantearon que, de obtener un triunfo electoral, promoverán un gobierno de “reconciliación'' en el que darán espacio a todas las tendencias políticas, ardua tarea que incluso no han logrado dentro de la CD. (DPA)

Nota asociada: Chávez enfrenta hoy en las urnas una gran prueba de fuego

Nota asociada: Chávez enfrenta hoy en las urnas una gran prueba de fuego


Comentarios


¿Podrá superarse la actual ruptura de la sociedad?