«Es la peor tortura a la que pueden someter a un ser humano», dijo la madre de Videla en el juicio

Habló Elsa Gallegos en el juicio por el crimen de su hijo. "Me quitaron la mitad de la vida, destruyeron mi salud". La hermana arremetió contra el condenado: "Vos Colicheo, la destruiste... lo sacaste de nuestras vidas", aseguró.

Con la mirada gacha, Antonio Colicheo escuchó esta mañana los testimonios del entorno más intimo de Javier Videla, el empleado judicial al que asesinó y cuyo cuerpo fue hallado sin vida el 17 de noviembre pasado luego de ocho meses de intensa búsqueda.

Desgarradores relatos en primera persona brindaron esta mañana la hermana y la madre de Javier Videla, Andrea Videla y Elsa Gallegos; Julio Cesar Sánchez, pareja de la víctima y también sumó su relato Thelma Juárez, una amiga muy cercana de la víctima.

«Este hombre (Colicheo) no puede andar por la vida armado decidiendo quien vive y quien muere. Que lo tenga bien presente», apuntó la madre de Videla, Elsa Gallegos; quien desde la desaparición de su hijo, vive con problemas de salud y postrada en una silla de ruedas.

«Vos Colicheo, la destruiste… vos lo sacaste de nuestras vidas», lanzó Andrea Videla, hermana del trabajador judicial. Lo hizo consternada en su declaración y en referencia a la salud de su madre tras el fatal suceso.

Antonio Colicheo presencia la audiencia remotamente desde la cárcel en Viedma. Foto: Juan Thomes

Así, las familiares de Videla -entre llantos- no dudaron en dirigirse al condenado quien participa remotamente de la audiencia desde el Penal I de Viedma, donde esta alojado cumpliendo prisión preventiva.

Los testigos de la fiscalía y la querella, fundamentalmente del entorno de la víctima, iniciaron hoy la ronda de testimonios antes de pasar a la etapa de alegatos, en la última audiencia del juicio de cesura por el homicidio de Javier Videla, en el que se definirá la pena para el ya declarado culpable, Antonio Gregorio Colicheo.

«Es la peor tortura a la que pueden someter a un ser humano», se refirió Gallegos a lo que le sucedió a Javier Videla, pero también a lo que estuvo sometida ella y su familia tras tanta incertidumbre.

Comentó que vivió noches y noches mirando el techo y la pared, alerta ante cada llamado y auto que estacionaba anta la remota posibilidad de tener noticias. «Me quitaron la mitad de la vida a mi, destruyeron mi salud», señaló la mujer, quien encabezó marchas y búsqueda de su hijo desde el 4 de noviembre pasado.

Julio Sánchez, pareja de Videla, declaró esta mañana. Foto: Juan Thomes

«Fueron ocho meses de infierno para encontrar el peor final», aseguró, ya que hasta el último minuto tuvieron esperanza de encontrarlo con vida.

Andrea Videla, hermana de Javier, relató sobre el «derrumbado mundo» que quedó para ella y su familia tras la muerte de su hermano, quien los ayudaba, protegía y alegraba en todo momento, incondicionalmente.

«Yo no participé de las búsquedas porque tenía miedo de ser yo la que lo encontrara», admitió la mujer sobre el tormento vivido.

«Era uno de los mayores pilares de mi vida (…) se derrumnbó nuestro mundo. Ahora esta el asiento vacío, ya no hay música, ahora hay silencio. las reuniones familiares son siempre momento de silencio».

Andrea Videla, hermana del trabajador judicial de Roca

Todas coincidieron en describir a la víctima como una «excelente persona», «solidaria» y con muchos proyectos por vivir en relación con estudios, viajes, familia. «No había un día que faltara a casa para reunirse con su familia», concluyó la hermana.

También habló hoy la pareja de la víctima, Julio Cesar Sánchez, quien vivió de cerca los últimos minutos con él. Sobre todo, fue consultado por el suceso con Colicheo aquel 3 de marzo de 2021, cuando el imputado (como mecánico de autos) entró a la casa donde convivían con Javier, minutos antes de su desaparición.

Allí, Sánchez relató los hechos, cuando Colicheo y Videla salieron rumbo a Allen a buscar el auto que estaba en reparación y todo terminó con la sospechosa desaparición de Javier y con disparos contra el propio Sánchez, propiciados por Colicheo en su propia casa. Nunca más volvieron a verlo con vida.

«Es una familia que está muerta en vida»


«Terrible. No se lo deseo a nadie. Es desgarrador pata una madre no saber donde esta su hijo. Esa agonía fue terrible. Siento que es una familia que esta muerte en vida», declaró por su parte Thelma Juarez, una de las amigas y compañeras de estudio de Videla.

También relató sobre su perfil. «Le decíamos Azo de amigazo», contó y dijo que era una persona solidaria, siempre al servicio y sobre todo un buen compañero.

«Hago tratamiento con una doctora para poder entender y sobrellevar tanta agresión en una situación en la que se que él ha estado indefenso»

Thelma Juarez, amiga del trabajador judicial de Roca


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora