Piden 24 años de prisión para Colicheo por el crimen de Videla, el trabajador judicial de Roca

Luego de una ronda de testigos, las partes hicieron lectura de sus alegatos para definir el monto de la pena por el asesinato de Javier Videla. El 5 de julio se conocerá la sentencia. Colicheo dijo hoy sus últimas palabras.

A un año y tres meses de la desaparición de Javier Videla, el hombre de Roca que apareció muerto el 17 de noviembre pasado; se desarrolló esta mañana la última audiencia en el juicio de cesura por el caso de homicidio simple agravado que tuvo como víctima al empleado judicial de Roca.

El fiscal del caso Andrés Nelli y el abogado querellante Marcial Peralta coincidieron con el pedido de pena de 24 años de prisión para Antonio Colicheo por el asesinato de Videla, mientras que el abogado defensor, Juan Pablo Piombo, pidió once años de cárcel.

Para la parte acusadora, desde el Ministerio Público Fiscal, el monto de la pena está fundado en los agravantes de un hecho que no se trató de un «homicidio común con un arma de fuego».

La Fiscalía y la querella en el juicio de cesura. Foto: Juan Thomes

Nelli, en su lectura, señaló que Colicheo no solo lo mató, sino que no le brindó ayuda y posteriormente escondió el cuerpo, según se comprobó con las pruebas producidas en el juicio de cesura.

«Sometió a toda la familia y a la sociedad a un sufrimiento inconmensurable», concluyó el fiscal quien además reconoció que como atenuantes puede encontrarse la falta de antecedentes penales del condenado y su rol en la vida familiar, sin embargo, aseguró que no son suficientes.

Desde la parte querellante, el abogado Marcial Peralta, solicitó también 24 años de prisión. El representante de Elsa Gallegos, madre de la víctima, basó el pedido en el accionar del homicida de ocultamiento el cadaver, la utilización del teléfono de la víctima para comunicarse a su pareja y pedirle resguardo; y las incontables pérdidas que significó para todo el entorno intimo y social de Javier Videla.

«397 días pasaron desde 4 de marzo cuando desapareció (Videla) hasta el 3 de mayo cuando (Colicheo) reconoció ser el asesino. No es una mecánica de arrepentimiento sino una mera estrategia procesal. No hubo una actitud de respecto al dolor, ni para decir donde estaba el cuerpo ni para reconocerlo (la responsabilidad) en tiempo y forma. Esto demuestra una actitud dolosa», aseguró Peralta. También habló de un «desgaste social» para la familia y para la justicia.

Por su parte, el defensor público Juan Pablo Piombo apeló a los jueces para que se aplique de forma certera la Ley y se refirió al monto solicitado por la contraparte: «Los pedidos son para que se aplique dolor y ese no es el objetivo de la ley», fundamentó.

El abogado defensor de Colicheo, Juan Pablo Piombo. Foto: Juan Thomes

«Yo vengo a pedir que se aplique la ley. Ahora el objetivo no es más castigar, sino paz social y que se resocialice a la víctima», alegó Piombo en su pedido de once años de prisión, casi la mitad de la pena pedida por la fiscalía. «¿Qué se gana si a la violencia que ejerció Colicheo se le aplica mas violencia?», dijo.

Aclaró que si bien el caso generó conmoción en la ciudad, afirmó que «todos los casos tiene que ser tratados con la misma vara», así como su defendido pretende.

Habló de atenuantes en la vida de Colicheo, como la falta de madre, una enfermedad y el suicidio de su expareja el día de su cumpleaños, el trabajo desde temprana edad; entre otros elementos que surgieron tras el despliegue de la prueba producida en el juicio.

Para cerrar la audiencia, Colicheo volvió a hacer uso de la palabra como ya lo había hecho en otras oportunidades. «Mas allá de la sentencia que me den, acérquense (…) y van a saber bien lo que pasó esa noche», le dijo a la familia Videla.

«No tengo mucho para decir, lo único que espero es que algún día me puedan disculpar»

Antonio Colicheo, condenado por el crimen de Videla

Los alegatos empezaron pasadas las 11 de la mañana luego de las declaraciones de unos cinco testigos vinculados a la familia de Javier Videla.

Las partes realizaron sus pedidos de pena en la sala 2 de la Ciudad Judicial. Minutos antes del mediodía concluyeron y volverán a encontrarse para la lectura de la sentencia a cargo de los jueces Gastón Martín, Alejandro Pellizzón y Fernando Sánchez Freytes.

El tribunal de juicio escuchó los argumentos de cada parte y felicitó por la «profesionalidad» de cada uno durante la litigación, que pudo desarrollarse de manera normal y sin sobresaltos. Ahora, los magistrados darán su veredicto el próximo 5 de julio a las 12 del mediodía.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora