Asumen hoy las nuevas autoridades de la UTEP en la CGT: muestra de unidad y fuerte aviso a Javier Milei

Según se informó el evento está pautado para a las 17, en el histórico salón Felipe Vallese de la sede Azopardo de la central sindical. Ambas organizaciones han expresado su preocupación ante los anuncios de Milei.

A pocos días de la asunción de Javier Milei como presidente de la Nación, los movimientos sociales y la central sindical realizarán un acto con una fuerte significación sindical sino también política. El flamante secretario general de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), Alejandro «Peluca» Gramajo, asumirá este lunes 4 su cargo ante la CGT luego de imponerse en la primera elección de la organización de la que participaron más de 420.000 afiliados en todo el país la semana pasada.

Según se informó el evento está pautado para a las 17, en el histórico salón Felipe Vallese de la sede Azopardo 802 de la CGT. Allí asumirán las nuevas autoridades de la UTEP que acompañarán a Gramajo: Dina Sánchez y Norma Morales como secretarias generales adjuntas; Ramiro «Vasco» Berdesegar como secretario de organización y Johanna Duarte secretaria gremial.

El acto busca ser no sólo un fuerte gesto sindical, el punto cúlmine de un proceso de institucionalización de la UTP, sino también político: un avance hacia la unión de fuerzas entre ambos sectores -la UTEP tiene 420 mil afiliados- y la CGT, conducida por el triunvirato integrado por Héctor Daer (Salud), Pablo Moyano (Camioneros) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicios).

En la UTEP hay mucha preocupación por los anuncios que viene haciendo el líder libertario. “Milei está anunciando un ajuste brutal y eso va a profundizar la crisis. Nosotros siempre estamos dispuestos al diálogo, pero deben tener en claro que si perjudican al pueblo van a generar una reacción”, señaló el nuevo secretario general de la UTEP, Gramajo, tras ser electo.

La CGT también se ha expresado en el mismo sentido ante los anuncios del presidente electo Javier Milei, de profundo ajuste fiscal, pralización de la obra pública y dudas sobre el pago del aguinaldo a los estatales, entre otras medidas, y afirmó que mantendrá «la guardia alta» y que el movimiento obrero «no dará ni un paso atrás».

La «mesa chica» ampliada de la CGT llegó a «un consenso absoluto» respecto de «la preocupación existente ante los anuncios de Milei. «Existe una muy fuerte corriente de consenso interno para profundizar y sostener hoy más que nunca la unidad de la central obrera, lograda hace dos años», dijeron las fuentes gremiales.

Los dirigentes ratificaron la necesidad de «unidad» por sobre todas las cosas ante los anuncios de ajuste y de cuestionamiento a los derechos laborales y salariales formulados por el presidente electo por La Libertad Avanza, indicaron los voceros gremiales.

«Nadie, absolutamente nadie que integra el consejo directivo de la CGT o conduce un gremio se pintará la cara antes de tiempo. Pero sí será preciso mantener bien alta la guardia y monitorear las medidas que el nuevo gobierno adopte desde el 10 de diciembre próximo, en especial si perjudican los puestos de trabajo, el ingreso familiar y los derechos socio-laborales conquistados», coincidieron los voceros gremiales.

La UTEP y un largo proceso de institucionalización


Gramajo aseguró que «la institucionalización de la UTEP echa luz sobre un sector desde el cual venimos reclamando visibilización y políticas públicas específicas». La organización se define como el «sindicato que representa y defiende los derechos de todas y todos los excluidos del mercado laboral, quienes nos inventamos nuestro propio trabajo para subsistir».

Son parte de la UTEP la mayoría de los movimientos sociales que forman parte de Unión por la Patria como el Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y el Frente Popular Darío Santillán, entre otros.

Se formó «como una gremial independiente de todos los partidos políticos» en representación de los primeros movimientos populares en oposición a los planes neoliberales de los años ’90 y que resurgieron después de la crisis del 2001 luego de la renuncia del entonces presidente Fernando de la Rúa.

En marzo de 2021, el Ministerio de Trabajo reconoció a la UTEP como «representantes de la economía popular» y les otorgó la matrícula con reconocimiento social para mediar en conflictos laborales.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios