Elecciones en Bariloche: Armando Aligia convoca desde la izquierda para enfrentar la ciudad «desigual»

El doctor en Física se postula para la intendencia por el Frente de Izquierda y los Trabajadores. Entre sus propuestas, mencionó municipalizar el cerro Catedral y el manejo del transporte con trabajadores y usuarios.

El Frente de Izquierda y los Trabajadores está compuesto por cuatro partidos y se presenta a la elección municipal con la candidatura a intendente de Armando Aligia, quien dijo que lo primero que tienen para ofrecer a los barilochenses es “la coherencia” y un cuerpo de ideas “claro y diferente” de sus competidores, que en cierto modo se parecen entre sí.

Lo ejemplificó con su propuesta de revertir la actual concesión de la empresa Capsa y municipalizar el cerro Catedral, para que el municipio se apropie de esa renta, que calculó en el equivalente de un presupuesto anual (hoy de 22.000 millones de pesos). Dijo que esos recursos se aplicarían en la obra pública, servicios básicos y asfalto y en resolver el conflicto del vertedero.

Señaló que el actual contrato de concesión, que vence en 2056, fue otorgado por el actual gobierno en forma directa y “de espaldas al pueblo”, por la deliberada decisión de eludir un plebiscito, a pesar de que se habían juntado miles de firmas para exigir esa instancia de participación.

Aligia es doctor en Física, trabaja en el Centro Atómico y ya fue candidato a intendente en 2011. Milita en Izquierda Socialista, que forma parte del FITu junto al Partido de los Trabajadores por el Socialismo, el Partido Obrero y el Movimiento Socialista de los Trabajadores.

El objetivo de mínima del Frente es acceder por primera vez al Concejo Municipal, y como hacen en el Congreso nacional y en otras legislaturas, se comprometen a rotar las bancas entre representantes de todos los partidos, en plazos preacordados. El primer candidato a concejal es Jorge Paulic (del MST), seguido por Alhue Gavuzzo (del PTS) y Facundo Britos (del PO).

Aligia dijo que el FIT ya se presentó en varias elecciones barilochenses con resultados que rondan entre el 5 y el 6% (el doble de su promedio nacional) y esta vez es “optimista” de superar esa valla, con el aporte, entre otros de seguidores desencantados del peronismo. Según su evaluación, “muchos de los que votaron a Juan Grabois” en las PASO nacionales y que llegaron a ser primera fuerza en algunos barrios de la ciudad podrían acompañar al FIT.

Aligia es doctor en Física, trabaja en el Centro Atómico y vuelve a ser candidato a intendente de Bariloche por el FITU. Foto: Chino Leiva

Aligia aseguró que además de asegurar que “el 100% de los recursos que genera Catedral sean para Bariloche”, se podría cambiar también la matriz económica mediante “un cambio en los impuestos nacionales y provinciales”, con participación del municipio en lo que le toque, y con la mira dispuesta en aliviar la “enorme desigualdad” que arrastra la ciudad.

Habló por ejemplo de avanzar en el espíritu de la tasa al turista, que grava de manera progresiva a los visitantes en función de su capacidad económica y aplicar mayores gravámenes sobre las grandes empresas. “No sería para la pequeña y mediana, que en muchos casos le generan al dueño un ingreso similar a un sueldo. Es para los grandes como el hotel Llao Llao, cuyos dueños son cadenas muy poderosas, y donde la habitación más barata cuesta 300 dólares -explicó-. Nuestro objetivo es alcanzar a esas firmas con otro nivel de impuesto a las ganancias. Pero el municipio también podría buscar su propio mecanismo”.

El Frente de Izquierda gobernará en caso de ganar con una drástica reducción de la planta política, dijo Aligia, en relación con la criticada ampliación que aplicó el gobierno actual, al llevarla a más de 150 funcionarios.

También se proponen fortalecer el presupuesto para el área de la Mujer. Aligia señaló que los dos refugios para casos de violencia de género que funcionan hoy “no alcanzan” y serán ampliados, y lo mismo piensan hacer con los centros de desarrollo infantil.


El acceso al transporte y a la vivienda


El candidato del FITu dijo que la planificación urbana ya es hoy un tema clave para la ciudad y lo será más a futuro. Coincidió en los planteos que promueven “el crecimiento hacia el este”, y dijo que en el oeste de la ciudad -donde ya es alta la densidad poblacional y el impacto sobre el ambiente- promoverían la creación de nuevas áreas de reserva natural.

Dijo que el principal conflicto ambiental está dado por el vertedero de basura. Consideró que el proyecto de constituir uno de tipo “regional” no es conveniente porque las localidades vecinas producen una cantidad ínfima de residuos en comparación con Bariloche, que debe resolver su problema en un predio de mayor cercanía. “No hay siquiera un relleno sanitario y ni la gobernadora Carreras ni el intendente Gennuso se han ocupado en años de este tema”, sostuvo Aligia.

El FIT propone trabajar a partir de la jerarquización y capacitación de los promotores ambientales para la separación en origen y en los operadores del reciclado. Una solución técnica que consideran viable son los biodigestores y la incorporación de medios aptos para “reducir y moler vidrios y plásticos”.

Sobre el transporte público, la izquierda es la que propone más resueltamente dar por terminada la actual concesión y municipalizar el servicio, “con el manejo a cargo de los trabajadores y los usuarios”.

Según Aligia, desde lo económico sería viable porque la empresa Mi Bus “vino a Bariloche sin unidades y las pagó a crédito con las ganancias” obtenidas. Dijo que el transporte “debe ser un servicio público y no un negocio”. En el modelo que imagina, “se duplicarían las frecuencias, para contribuir en serio a resolver los problemas de tránsito”.

El objetivo sería incrementar el transporte para sacar autos e la calle, porque asegura una mejor movilidad y también “porque es más amigable con el ambiente”. Imaginó incluso que “los sectores pudientes tomarían el colectivo” si aplicaran las mejoras que proponen.

Para atacar la crisis habitacional, el FITu tiene un plan de 1.000 viviendas populares, que desarrollarían a partir de “un relevamiento de tierras fiscales y privadas ociosas”. Aligia dijo que los beneficiarios las pagarían en cuotas “que no superen el 10% del salario”.

Otra idea, dijo, es promover el alquiler permanente con créditos blandos dirigidos a propietarios que construyan viviendas o departamentos con ese exclusivo fin.

Escuchá a Armando Aligia en RÍO NEGRO RADIO:

Sintonizá RÍO NEGRO RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 91.9 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App (acá para Android, acá para iOS).   


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios