Elecciones en Bariloche: Lihue Bariggi, la apuesta de la juventud para darle un nuevo rumbo a la ciudad

El candidato a intendente del partido vecinal Seamos Futuro consideró un problema grave la necesidad de alquileres y lo que falta es gestión.

El candidato a intendente del partido vecinal Seamos Futuro, Lihue Bariggi, quiere abrirse paso en la política de Bariloche con una propuesta fundada en la cercanía con la gente y en “la capacidad de gestión”, con el interés de garantizar soluciones para el vertedero, para generar más oportunidades de empleo y asegurar el acceso a la vivienda.

Acá hay un problema enorme con los alquileres y lo que falta es gestión -dijo Bariggi-. No le podemos echar la culpa de todo al turismo. No podemos ir contra el que ofrece alquiler temporario. Abundan las tierras fiscales y privadas. Adonde mirás hay tierra libre. Hay que urbanizarlas. Falta planificación y estudio. Con la tierra que hay no pueden faltar viviendas”.

El mismo énfasis despliega para hablar sobre el tratamiento de la basura, que a su juicio no logra avanzar por los fracasos acumulados con la separación en origen. Bariggi dijo que “hay que regular muy bien, hay que ser más estricto con la separación de húmedos y secos, formar promotores y convocar a las juntas vecinales para asegurar un proceso mejor que el de hoy”.

Agregó que el municipio debe enfocarse luego en desarrollar una inversión más ambiciosa en la “planta” de separación y recupero que -según su plan- derivará no más de un 30% de los residuos al sitio de disposición final, al que imagina “necesariamente regional”.

Seamos Futuro es un partido nuevo, que asume la juventud como principal bandera y como una condición decisiva para asegurar un cambio de fondo en el municipio. Bariggi es abogado, tiene 30 años y cumple con lo justo la edad mínima para ser intendente. Lo mismo ocurre con Catalina Fonzo Verdeal, primera candidata a concejal, a punto de terminar la licenciatura en Ciencia Política, de apenas 21 años y también en el borde del límite legal para ese cargo.

Consciente de esa condición diferencial, los dos lo asumen como un valor agregado. Fonzo comenzó a orientarse hasta el punto donde llegó hoy cuando era estudiante secundaria y participó más de una vez en las experiencias de “Concejales por un día”, que promueve el Deliberante, donde deben presentar proyectos, debatirlos y aprobarlos. Ahora, no mucho después, va por la versión en serio de aquel compromiso.

Los dos aseguraron que la lista está integrada por “gente joven con propuestas, nuevas ideas, y sobre todo la decisión de dar la cara”.

Bariggi tiene antecedentes como dirigente barrial y deportivo, donde surgieron las inquietudes que derivaron en su idea de conformar un partido político. Dijo que no tienen no tienen ni buscan tener referencias nacionales, y que a la fuerza que integran se acercó gente de muy variados perfiles ideológicos.

Pero dejó algunas pistas con frases como ésta: “la ciudad trabaja para el turista a la perfección, pero se olvida del residente. Uno sale hacia el Alto, o más allá de la calle Elordi, y es el abandono absoluto, no hay plazas ni parques, no hay un café, no hay dónde socializar”.

Agenda amplia

A juicio de los candidatos, el municipio debe involucrarse en temas que a priori le son ajenos, como la educación. Dijo que “todo lo que rodea y lo que preocupa al vecino le debe importar. El municipio puede incidir en educación, con mejoras en el transporte, mejorar los hogares para que los chicos estén bien. No se puede estudiar sin estar alimentados, sin calefacción. Y si la educación la brinda la provincia, el municipio tiene la obligacion de reclamar y de hacer un seguimiento. Lo mismo con la salud y con la seguridad”.

Bariggi dijo que “con más de 2.000 empleados, con casi 500 profesionales, el municipio debe estar más presente en la sociedad, debe conocer mejor las necesidades”.

Fonzo también participó de la entrevista y se refirió puntualmente al basural, al que definió como “la punta de un iceberg”. Dijo que tienen estudiadas en detalle las soluciones técnicas posibles y que lo mejor es adoptar tecnología para “pasteurizar la basura”, con empleo de vapor, antes de la disposición final. Bariggi dijo que hay que ocuparse del tratamiento, la disposición final y la separación en origen, “todo al mismo tiempo”, y que en lo esencial el éxito de ese plan depende de “la gestión y la comunicación, que hoy tiene grandes fallas”.

Aseguró que el municipio también tiene mucho por hacer en la mejora de las condiciones laborales, si bien la policía del trabajo corresponde a la provincia. Dijo que el gobierno local tiene potestad “para auditar, para capacitar y profesionalizar” y no dejárselo “solo a los gremios”.

Mejorar el entorno

Bariggi dijo que el equipo que conformaron está integrado por “gente joven con ganas de participar” y aseguró que tienen muchas cosas para aportar. “Venimos de familias con contención, y no todos tuvieron la misma suerte -afirmó-. Tenemos la oportunidad de luchar por Bariloche y queremos hacerlo”.

Dijo que se esforzaron por conocer el entorno, caminar los barrios para “entender las problemáticas” y aseguraron que Bariloche tiene todo para garantizar una vida mejor a sus habitantes. Bariggi dijo que reivindican el interés por el bien público y entiende que “hace falta una vuelta de tuerca para convertir a esta ciudad en un polo de oportunidades”.

Admitió que la gente “ha perdido fe en la política” y parte del desafío que se proponen es revertirlo desde “el acompañamiento de la microeconomía” y el apoyo a modelos como “el de la fundación San José Obrero, con la construcción de viviendas amigables y accesibles”, para contribuir así a “un Bariloche que resurge”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios