Los neumáticos son baratos en Chile pero traerlos puede costar caro

La franquicia en pasos fronterizos terrestres con Chile es de 300 dólares. Pero alcanza a cualquier compra.





En general, los neumáticos han sido siempre más baratos en Chile que en nuestro país y en los lugares de Argentina más cercanos a las fronteras suele ser frecuente que, al decidir un reemplazo, la compra se haga del otro lado de la cordillera de los Andes. De todos modos, es una operación que puede terminar costando demasiado caro.

Hay marcas que cuestan hasta un tercio de lo que valen en Argentina, si se toma como forma de pago la tarjeta de débito, a la que se le suman cargos por las compras en moneda extranjera.

La franquicia en pasos fronterizos terrestres con Chile es de 300 dólares: hasta ese tope se pueden realizar compras y pasarlas por la Aduana argentina. En el caso de los menos de 16 años ese umbral es de 150 dólares y los grupos familiares pueden unificar sus franquicias.

Pero con los neumáticos ese no es el problema. No se pueden comprar en Chile y traerlos a nuestro país porque está prohibido. Nada de repuestos de autos, lo que incluye las ruedas.

La trampa que nace cuando se hace la ley tiene larguísima tradición: hay que cruzar a Chile con neumáticos que se van a desechar, tirar a la basura; y regresar con los nuevos colocados en las llantas, con la precaución de ensuciarlos bien para que parezcan usados.

Pero los inspectores de la Aduana también conocen la treta y ahora que en Argentina falta oferta de neumáticos, ponen más el ojo sobre las ruedas que antes.

El mito de que se sacan fotos a los autos que salen para confirmar a su regreso que tenga los mismos neumáticos tiene asidero, pero también está el ojo del inspector, confesó uno de los empleados que suele realizar esta tarea cotidianamente.

«Las casas que venden las cubiertas en Chile les quitan los pelos a las cubiertas para eliminar un factor que haga a descubrir que ingresan de forma ilegal; con una máquina les quitan todos los pelos. Pero eso también se nota rápidamente», avisó la fuente consultada.

El secuestro de los neumáticos y el pago de una multa terminará costando mucho más que el ahorro que se pretendía.

Y ojo que no es lo único que está prohibido traer de Chile. Tampoco se pueden cruzar repuestos de ningún tipo ni llantas ni estéreos. No está permitido cruzar con calefactores ni otros sistemas similares; tampoco con lavarropas, heladeras o cocinas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los neumáticos son baratos en Chile pero traerlos puede costar caro