Exclusivo Suscriptores

Weretilneck modifica planes: “No hay que esperar nada de Nación”

En una entrevista con RÍO NEGRO, el gobernador  detecta que el vínculo con la gestión de Milei “no va a cambiar” y la situación “modifica todo”. Enumera ideas y acciones para “sobrellevar estos cuatro años”.

“No hay que esperar nada de la Nación. Esto no va a cambiar y vamos a vivir así cuatro años”.
El gobernador Alberto Weretilneck tiene esa conclusión del contexto nacional y, en consecuencia, afirma que Río Negro solo deberá “encontrar respuestas a los problemas”.

“Se modifica todo” en la Provincia, advierte y resalta el objetivo gubernamental de “eficientizar” las erogaciones, admite un “tiempo de emergencia” con “servicios mínimos” y proyecta ingresos extraordinarios, focalizados inicialmente en la renegociación petrolera. Piensa culminar esos nuevos contratos para junio.

En este cuadro trastocado, el gobernador también resolvió que Río Negro pagará el vencimiento de abril del bono Castello de 47 millones de dólares cuando se previa su renegociación y, se desprenderá del avión comprado en el 2022 (ver aparte).

Confirmó, además, el sostenimiento de pautas salariales para los estatales centradas mayormente en sumas fijas, “la tercerización” del control de ausentismo y la conformación de un equipo especial para ofrecer propuestas que “mejore la calidad del gasto”.

La sorpresa es lo nacional”, identifica Weretilneck, en una entrevista de RÍO NEGRO, realizada antes de la irrupción del conflicto de Chubut con la Nación.

Habla de un “sistema político totalmente nuevo y distinto. Es totalmente inaudito por la imposibilidad de dialogar y establecer vínculos, más allá de la defensa de los distintos intereses”.

-P: ¿El problema es que no hay interlocutor?
-R: No. El problema es la actitud del gobierno. Plantea un sistema de agravio, que empezó con los diputados, siguió con los periodistas, la gente de la cultura y los gobernadores. Es el tradicional contrapunto entre lo bueno y el mal. Antes, el mal era el FMI, EE.UU. o China, mientras que el mal ahora es todo lo que no sea libertario.

-P: Entonces ¿Qué hará la Provincia?
-R: Reconocer, primero, que esto no va cambiar porque es la actitud del presidente . Vamos a vivir así cuatro años.

-P: Con ese análisis ¿ la Provincia deberá revisar planes?
-R: Exactamente. No hay que esperar nada de la Nación y habrá que sobrellevar estos cuatro años, con la defensa de nuestros intereses y encontrar respuestas a los problemas.

-P: ¿Este análisis modifica y trastoca planes previos?
-R: Si, modifica todo. Sin coordinación de la Nación con provincias y municipios es imposible plantear cualquier discusión, sea finanzas públicas o del sector privado. Eso es lo raro y lo distinto, y habrá que acostumbrarse.

-P: ¿El gobierno dónde se focaliza en esta reestructuración de escenario?
-R: Hay una cuestión de urgencias, y también un proyecto estratégico. En este tiempo se trabaja en la emergencia para garantizar los servicios mínimos y, en general, lo hemos logrado y hemos bajado el endeudamiento. El sistema de salud todavía está tensionado, pero el funcionamiento mínimo se tiene y, más allá de lo gremial, se podrán iniciar las clases y estamos preparando la flota policial. Después veremos la macroeconomía, si perjudica o beneficia el sistema recaudatorio y si podemos concretar la modernización del Estado y proyectos de nuevas áreas bajo riego.

-P: ¿Y habrá algún cambio impositivo para mejorar ingresos?
-R: No, nada impositivo puntual, si ser más eficiente en la recaudación. Por ejemplo, la Agencia modificó todo el esquema de planes de pago, que era muy laxo y prerrogativa con las deudas.

-P: ¿Habrá recursos extraordinarios, como la renegociación petrolera? ¿El plan se sostiene?
-R: Si, la idea es tener culminada toda la negociación en junio. La estimación no está aún, pero los ingresos no serán como la anterior (N/R: en el 2015, la inyección por “bono fijo” fue superior a los 135 millones de dólares).

El gobernador Weretilneck pone la mira en el gasto público y las licencias. Foto: Marcelo Ochoa

-P: En ese antecedente, la Provincia hizo participe a los municipios. ¿Se repetirá?
-R: Algo sí. No creo que se repita el esquema de negociación pero, como proyecto municipalista, algo habrá para los municipios.

-P: ¿Y las erogaciones?
-R: En personal, que es el principal gasto, ya se concretaron ceses de contratos, muchos con horas cátedras o que no habían cumplido con las tareas. Hay una profunda revisión de guardias y horas extra en el sistema de salud. Se trabaja también en el ausentismo que cuando ocurre en Salud se paga con horas extras, en la Policía se paga -lamentablemente- con delitos y en la docencia se paga con suplencias. Es una manera indirecta de bajar el gasto sin afectar a las personas. La Función Pública ya acordó con las Juntas Médicas y se tercerizará el control del ausentismo de la policía .

-P: ¿Se conformó un equipo de análisis de las erogaciones?
-R: Si, hay un equipo, a cargo de Eduardo Bacci, que evaluará por qué se gasta de esta manera. Empezó por el gasto salarial. El propósito de producir diagnósticos y propuestas para mejorar la calidad de las erogaciones. Ya hay controles en expedientes , pero esta tarea es más macro.

-P: Se cumplen paritarias salariales. ¿Las ofertas seguirán siendo sumas fijas?
-R: Si, ese es el criterio pero, en el caso de Unter, estamos evaluamos otras alternativas, como el concepto ubicación, también para policías. Especialmente en en Bariloche, El Bolsón y Catriel por los altos costos de los alquileres. Seguiremos también analizando las asignaciones.

-P: ¿En las revisiones de las erogaciones, el gobierno provincial qué otras acciones proyecta?
-R: Vamos a ir a una compra unificada de los medicamentos y, además, se jerarquizará el área de Suministro. Hoy está muy descentralizado el sistema de compras de la Provincia, que origina comprar más y más caro, entonces vamos a concentrar más.


Ping pong de temas en el mano a mano con el gobernador


Obras: “Las prioridades para este año estarán en concluir aquellas en construcción. Así, en los hospitales se prevé continuar con aquellos en construcción (Maquinchao, Cinco Saltos y Fernández Oro y Bariloche), y también se intentará empezar Sierra Colorada y Cordero”.

Ipross: “El primer problema es la falta de información fidedigna por su sistema absolutamente vetusto, entonces hay que tener un informe de situación. En el último trimestre o en el inicio del 2025 ya se contará con convenios prestacionales. Hay dos equipos externos que trabajan en forma complementaria, pero en distintos temas”.

Intendentes: “El diálogo es permanente y sus pedidos son de obras y de seguridad. Las obras se continuarán las iniciadas, y le decimos que definan dos o tres proyectos para analizar lo técnico y después veremos”.

Social: “Estamos en la Provincia en temporada y con alto nivel de empleo pero, a partir de abril, se prevé un desempleo alto entonces le pedí a Desarrollo Humano estar preparado”.

Impacto nacional: “Como consecuencia de las políticas nacionales habrá dos impactos en el sector público: problemas de matrícula en varias ciudades por el traspaso desde escuelas privadas, y más demanda en los hospitales por el incremento de la medicina prepaga y el abandono de las obras sociales gremiales con la liberación”.

Seguridad: “Estamos en pleno proceso de compra de repuestos para reparar vehículos, se estiman 500 policías nuevos para este año con los egresos de las escuelas y se incorporará nueva tecnología”.


Comentarios