Por la caída de la producción de Bolivia podría volver el buque regasificador

Se conocieron más detalles de la renegociación del contrato de importación que lleva adelante Nación. Ante la menor disponibilidad de gas para el invierno entrante se diluye como una gran opción traer gas desde Chile.




Desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se adelantó que no podrán mantener sus volúmenes de producción.

Desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se adelantó que no podrán mantener sus volúmenes de producción.

La tercera reunión del equipo nacional que está a cargo de renegociar el contrato de importación de gas de Bolivia dejó muy malas noticias para el país. Desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se advirtió que no podrán mantener el nivel de envíos que hubo en el invierno pasado dejando al gobierno nacional a un paso de tener que volver a traer un segundo buque regasificador para poder cubrir la demanda del próximo invierno.

Fuentes al tanto de las negociaciones que se dan aceleradamente ante el vencimiento de la actual adenda del contrato, el próximo 31 de diciembre, revelaron que desde la firma nacional boliviana se adelantó que están frente a un fuerte declino o caída en su producción.

Desde YPFB lo que están diciendo es que pueden garantizar un nivel de envíos a Argentina de solo entre 13 y 14 millones cúbicos por día, y con mucha suerte 15 millones, lo cual es una gran diferencia con los envíos que realizaron este invierno que llegaron a los 20 millones de metros cúbicos diarios en pleno invierno”, contaron fuentes del gobierno a Energía On.

Si bien la diferencia pareciera no ser sustancial ya que se trata de entre 5 y 7 millones de metros cúbicos por día, sí es considerable si se tiene en cuenta que para este invierno se espera una caída en la producción nacional.

El recientemente lanzado Plan Gas.Ar o Plan Gas 4 apunta de lleno a frenar esta caída en la producción nacional, pero en este primer año su impacto será moderado por la cantidad de meses que se necesitan para que se vean los resultados de los trabajos puestos en marcha por las empresas.

El escenario que se plantea es que, en el mejor de los casos, las empresas cumplirán con las pautas comprometidas en el programa que es de 70 millones de metros cúbicos diarios que se elevan a un total de 100 ya que las ofertas no pueden superar el 70% de la producción total de las compañías.

A esos 100 millones de metros cúbicos diarios se sumará la capacidad de regasificación que tiene el buque que opera en Escobar que puede alcanzar un máximo de 23 millones de metros cúbicos y los 13 a 15 millones que podrá aportar Bolivia haciendo una masa total de gas entre 136 a 138 millones de metros cúbicos diarios.

Pero en los meses de mayor frío como son mayo, junio y julio, el consumo nacional se dispara por encima de los 145 millones de metros cúbicos diarios, por lo cual habría un faltante de entre 8 y 11 millones de metros cúbicos.

En números

13 a 14
millones de metros cúbicos por día es el máximo que YPFB podría inyectar al país durante el próximo invierno.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, reveló días atrás a Energía On que están analizando importar gas desde Chile, revirtiendo para ello uno de los gasoductos que hoy se utilizan para la exportación.

Sin embargo, con este cálculo actualizado a los valores que desde YPFB se podrían aportar esa opción ahora se diluye, ya que a través del gasoducto Gas Andes, no son más de 4,5 millones de metros cúbicos los que podrían ingresar al país.

Con estos valores desde el gobierno están al tanto de que las opciones son pocas: se podrá recurrir a la utilización de combustibles líquidos que son mucho más costosos que el gas natural, o bien a volver a traer un segundo buque regasificador al país.

No descartamos volver a traer un segundo buque regasificador porque aún con el costo de traerlo, el GNL es mucho más barato que los combustibles líquidos”, contaron desde Nación bajo reserva.

El dato

4,5
millones de metros cúbicos es la capacidad de GasAndes para que el país traiga gas de Chile.

La opción de hacer regresar un barco similar al que dejó el país en 2018 se allanó hace un par de meses cuando el barco fábrica que YPF había alquilado para exportar el gas de Vaca Muerta dejó el país, liberando el muelle que posee en Ingeniero White la Compañía Mega, que está preparado para la conexión con los gasoductos troncales del país.

Mientras tanto, las negociaciones por el contratos de importación de Bolivia continúan y si bien desde el gobierno nacional ya se van despidiendo de la idea de pedirle a Bolivia una inyección de 20 millones de metros cúbicos por día para los meses de invierno, también se reveló que en los próximos días podría haber una resolución.

“A nosotros, a Argentina, no nos conviene extender la actual adenda porque es perjudicial para el país, por lo cual en cuestión de días esperamos cerrar una nueva adenda en la que se revea el tema del precio que vamos a pagar o bien se caerá la adenda y volveremos al contrato original que es mejor para nosotros”, detallaron desde el gobierno.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Por la caída de la producción de Bolivia podría volver el buque regasificador