Martínez reveló que estudia exportar crudo a Bolivia a cuenta del gas

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, reveló los detalles de la negociación por la adenda del contrato de importación de gas desde el Altiplano. Indicó que también estudian comprar gas desde Chile y que el Plan Gas.Ar contará con un apoyo presupuestario de 600 millones de dólares para el 2021.




El secretario de Energía, Darío Martínez, detalló que buscan que Bolivia mantenga el volumen de envíos durante los inviernos.

El secretario de Energía, Darío Martínez, detalló que buscan que Bolivia mantenga el volumen de envíos durante los inviernos.

En pocas semanas más, en coincidencia con la finalización del año, vencerá la adenda del contrato de importación de gas de Bolivia y desde la cartera que conduce Darío Martínez ya se negocia una nueva adenda en la que esta vez la exportación de crudo al vecino país, en una especie de swap, podría ser la clave para que Argentina cuente con más gas en invierno pero ahorrándose divisas. Energía On dialogó con Martínez acerca de estas negociaciones, el avance del Plan Gas.Ar o Plan Gas 4, el estado del proyecto de ley de incentivo a las inversiones petroleras y las perspectivas que desde la cartera tienen para el 2021.

P- El 2020 ha sido un año muy duro para el sector energético y en especial para el sector de los hidrocarburos que está celebrando en estos días un nuevo Día del Petróleo. ¿Qué balance hace de este año?
R- Fue un año tremendamente atípico que ha generado la necesidad de adaptación que no habíamos tenido nunca, a la crisis de precios se sumó la de demanda y es tan complejo que no sirve para ponerlo en la estadística. Pero el final del 2020 nos da un panorama en el gas con un plan concreto que da previsibilidad y certezas, y en el caso del petróleo con un precio recompuesto que nos da perspectivas con el nivel de retenciones que tenemos hoy.
En los hidrocarburos tenemos un panorama con una expectativa que entendemos que va a ser positiva. Y en resto de la energía impactó también la pandemia en las renovables con los desarrollos que ni siquiera empezaron y la pandemia no jugó a favor, y con las tarifas hay que tener esa misma capacidad que tuvo el Estado para dar respuestas con la ley de Solidaridad, para ahora poder salir de esto en la pospandemia.

A mediados de octubre Martínez y el presidente Alberto Fernández anunciaron el Plan Gas.Ar desde Loma Campana.

P- Se acaban de conocer las ofertas para el Plan Gas.Ar o Plan Gas 4 y si bien casi coparon la capacidad buscada no fueron fuertes en lo que es la oferta adicional para el invierno. ¿Analizan una subasta extra para el invierno?
R- Lo que buscábamos con esta licitación era aumentar la producción para frenar el declino y lo logramos, recibimos ofertas por más de 67 millones de metros cúbicos de gas por día. Pero además dejamos abierta la posibilidad de hacer nuevas licitaciones y creo que el pico (de consumo) del invierno se va a ir armando con varias cosas y asegurarlo en la licitación hacía además que se eleve el precio. Por ejemplo primero tenemos que resolver la adenda del contrato con Bolivia, luego ver el Plan Gas.Ar y luego tomaremos las decisiones en función de la producción que falte, comenzando por pedirle a los productores un poco más de producción.

P- El precio final de la subasta fue de 3,50 dólares por millón de BTU. ¿Cuadra con los fondos previstos para el incentivo?
R- Fuimos muy conservadores al momento del cálculo del estímulo, por lo que no estamos mal en cuanto a los subsidios. Sí tenemos el tope de que no puede superar el 1,7% del presupuesto pero no vamos a tener problemas para el estímulo del plan gas. Está charlado con el ministro de Economía (Martín Guzmán) una partida presupuestaria para esto, porque en el presupuesto tiene otro monto porque no estaba el plan cuando se lo presentó. Pero la diferencia está hablada con Guzmán, son unos 600 millones de dólares más de los 200 que estaban previstos para este primer año.

P- ¿Cómo se encuentran las negociaciones con Bolivia?
R- El jueves tuvimos la primera reunión con el ministro de Hidrocarburos de Bolivia y de la mesa técnica, porque estábamos esperando a que asuman las nuevas autoridades. Ellos están planteando que tienen un fuerte declino en la producción y nosotros estamos tratando de llegar a lo que nos coloquen la misma cantidad de gas que este invierno.
El martes o miércoles de la semana que viene vamos a volver a reunirnos. Queremos cerrar la adenda para el invierno y ellos quieren importar combustibles líquidos de Argentina así que estamos viendo eso.

P- ¿Sería como una especie de swap?
R- Algo así, a nosotros nos ahorraría divisas porque esa producción que el interesa a Bolivia de crudo se paga acá en pesos. Si vamos a colocar crudo en Bolivia hay un oleoducto que quiero estudiar y también estamos viendo colocar petróleo en Uruguay y Paraguay. Estoy analizando todos los mercados de los países limítrofes.

P- ¿Cómo son esas propuestas con Uruguay y Paraguay?
R- Las estamos viendo. El martes tengo una reunión presencial con el ministro de Energía de Uruguay, ya estuve con el ministro de Brasil, con el ministro de Chile y falta Paraguay.

El secretario de Energía aseguró que buscan incrementar la producción petrolera para que haya más saldos exportables.

P- Comentó que quiere tener lista la ley de fomento de las inversiones para fin de año ¿Llegan con los plazos?
R- La pelota está ahora en la industria. Necesito saber con reglas claras qué respuesta está dispuesta a dar la industria en cuanto a producción y exportación porque la ley es para eso pero necesito que cada uno pueda explicarnos a qué nivel puede elevar la producción y la exportación.

P- ¿Qué sucederá con las retenciones a las exportaciones con el vencimiento del DNU 488/20 a fin de año?
R- El esquema de retenciones queda vigente y no estamos pensando en subirlas.

P- ¿Cómo visualiza en el mediano plazo a la industria hidrocarburífera?
R- Tenemos una industria con actores que, si logramos todos trabajar en el punto de equilibrio donde a todos les vaya bien y ninguno saque ventaja del otro, vamos a lograr una sinergia importante. Vaca Muerta es una reserva de nivel mundial y debemos lograr que en algunos años nuestros actores sean también de nivel internacional, exportando producción y por qué no conocimiento.
Es parte del esfuerzo que estamos haciendo para que eso sea así. La limitación somos nosotros, si podemos trabajar en conjunto podremos tener el reconocimiento que hoy tiene Vaca Muerta pero no la industria nacional.
El barril se va a mantener en dos o tres años cercanos a los 50, con retenciones a la baja como hoy es una gran posibilidad, pero hoy la pelota está en la industria y la pregunta es si nos animamos a ir por una mayor producción para tener saldos para exportar.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Martínez reveló que estudia exportar crudo a Bolivia a cuenta del gas