¿Por qué intervinieron la Federación de Básquet de Río Negro?

Tras el pedido de intervención por parte de la Inspección General de Personas Jurídicas, Río Negro accedió a la resolución en la que el Ministro de Gobierno provincial justifica la medida adoptada para llevar adelante la regularización del básquet rionegrino.



Según la Inspección General de Personas Jurídicas, la Federación de Básquet de Río Negro   se encuentra en una grave situación institucional.

Según la Inspección General de Personas Jurídicas, la Federación de Básquet de Río Negro se encuentra en una grave situación institucional.

La determinación de intervenir la Federación de Básquet de Río Negro (FBRN), autorizada por el Ministro de Gobierno de la provincia Rodrigo Buteler, puso bajo la lupa a la gestión de Jorge Carrasco y designó a Juan Cruz Montoto, presidente de Atenas de Patagones, como su interventor.

A partir de la denuncia realizada por la Asociación de Bariloche (ABB) y de un informe entregado por la Confederación Argentina de Básquet (CABB), Personería Jurídica llevo a cabo una primera investigación en la que determinó que la institución que era comandada por Carrasco esta en una grave situación de irregularidad, por lo que recomendó su intervención.

Según se explica en la Resolución, a partir de un pedido de informes que le solicitó a la CABB, la federación se encuentra en una grave situación de irregularidad institucional y económica ante la entidad madre del básquet nacional. Además, agrega que el mandato del actual Consejo Directivo venció en abril 2019, que no están aprobados las memorias y balances de 2017/18, 2018/19 y 2019/20, y que presenta una deuda de $319.264,28.

En el mismo sentido, según un informe de la Jefatura de Departamento de Asociaciones Civiles y Fundaciones, la Inspección General corroboró que: "la Federación se encuentra en situación irregular, adeudando el tratamiento de los ejercicios contables finalizados al 28/02/2018, 28/02/2019 y 28/02/2020, junto con las Asambleas que los tratan, como así también la elección de autoridades".

La Inspección General puso bajo la lupa el mandato de Jorge Carrasco.

Además, agrega que "hay una falta grave por parte de las autoridades de la Federación" ya que la últimas asambleas generales ordinarias fueron celebradas fuera de término y sólo se llevaron a cabo tres en los últimos doce años: el 14/12/2008, el 29/04/2017 y 17/02/2018.

Otro de los puntos importantes en los que se basó la Inspección para solicitar la intervención, es un fragmento del informe de la CABB. En el mismo, la institución que preside Fabián Borro, le solicitó a IGJ que: "adopte medidas urgentes para la regularización ya que de lo contrario la federación se expone a ser sancionada con la suspensión de afiliación por el plazo 180 días".

En caso que ello suceda ningún club de básquet rionegrino podría participar de competencias nacionales, tanto en las categorías formativas como en las profesionales. Lo que dejaría a más de 2000 deportistas sin poder llevar adelante su disciplina por seis meses.

Para finalizar, la resolución también indica que la omisión de la presentación de las memorias y balances constituye una falta grave que impide tanto a los socios como a terceros acceder a la información de los ingresos y egresos de fondos y de la actividad de la propia Federación.

Juan Cruz Montoto fue recomendado por la CABB para hacerse cargo de la intervención

"Debido a las irregularidades institucionales y económicas, que evidencian el desmanejo de la entidad desde el ejericio 2018, se encuentra comprometido el interés publico de la comunidad ", agrega la determinación firmada por Buteler.

En las próximas horas, Juan Cruz Montoto se hará cargo de la Federación e iniciará el proceso de regularización de la misma. Aún así, las Ascociaciones del Alto Valle y del Valle Inferior presentarán hoy una propuesta diferente con la intención de evitar la intervención.


Comentarios


¿Por qué intervinieron la Federación de Básquet de Río Negro?