Acusaciones cruzadas y fuego amigo en la Federación de Básquet de Río Negro

La determinación de la IGJ de intervenir la Federación de Río Negro expuso su frágil situación institucional, la división entre sus asociaciones y su importancia en el proyecto de renovación del estatuto de CABB.



“La FBRN se encuentra en una grave situación de irregularidad institucional y económica”, asegura la resolución de la IGJ.

“La FBRN se encuentra en una grave situación de irregularidad institucional y económica”, asegura la resolución de la IGJ.

La Federación de Básquet de Río Negro (FBRN) atraviesa uno de sus momentos más complicados de los últimos años. La denuncia de la Asociación de Bariloche (ABB) por irregularidades derivó en un pedido de intervención de la entidad provincial por parte de la Inspección General de Justicia que no cayó bien en las otras dos instituciones que la conforman: Alto Valle (ABAV) y Valle Inferior (ABVI).

La resolución, que se dio a conocer el viernes pasado a través de Personas Jurídicas, determinó suspender la asamblea para la elección de autoridades pautadas para el 26 de junio, solicitó la intervención y le pidió a la CABB que recomiende a una persona que la pueda llevar adelante.

La determinación de la IGJ cayó como un baldazo de agua fría para gran parte de la dirigencia del básquet rionegrino y dividió la escena. Mientras que la ABB se mostró conforme, tanto ABAV como ABVI se manifestaron en contra, aseguraron que la resolución no tiene fundamento legal y que en las próximas horas presentarán una nota para que se desestime.

“El primer pedido que hacemos a la IGJ se debe que la Federación había convocado a la asamblea para renovar autoridades, sin aprobar los balances y la Asociación de Bariloche no fue notificada porque, supuestamente, estábamos sancionados y no podíamos votar”, aseguró Juan Manuel Zorzoli, presidente de la entidad barilochense, quien agregó que nunca fueron informados de la supuesta sanción.

Para Juan Andreotti, mandamás de la Asociación del Alto Valle, la intervención tiene otro objetivo: “esto es algo político, no lo hacen por el básquet. Bariloche no estaba habilitada para votar. Después de hablar con distintos abogados, todos coinciden en que la resolución no tiene validez así que haremos una presentación”.

La denuncia de la entidad lacustre llevó a la IGJ a investigar sobre la situación económica de la FBRN y en su resolución indicó que faltaba la aprobación de los balances y memorias.

“Convocaron a la asamblea para renovar autoridades sin aprobar los balances y sin notificar como se debe a Bariloche”.

Juan Manuel Zorzoli, presidente ABB.

“El último balance que nos falta aprobar es el que vencía en febrero y se demoró por la pandemia por coronavirus. Luego se resolvió que se iba a aprobar en la asamblea del 27 de junio, que fue suspendida por la denuncia de Bariloche”, explicó Alejandro Lucero, presidente de la ABVI.

“Nosotros estábamos pidiendo que se clarifique la situación de Bariloche y ante nuestro pedido la IGJ encuentra una serie de irregularidades que complejizan la situación y que deben ser investigadas”, aclaró Zorzoli.

Uno de los puntos de la resolución que generó mayor controversia en la dirigencia rionegrina fue el pedido de recomendación de un interventor a la CABB.

“Queremos defender la identidad del básquet rionegrino, no podemos dejar que alguien de afuera venga y haga la intervención”.

Alejandro Lucero, presidente ABVI.

“Queremos defender la identidad de nuestro básquet, como rionegrinos no podemos dejar que alguien de afuera, que no conoce nuestra situación, haga la intervención. Es raro, hicieron una investigación pero nadie se comunicó con nosotros para averiguar que pasa”, agregó Lucero.

Si bien Andreotti coincide con su par del Valle Inferior en que si hay intervención debe estar a cargo de dirigentes del riñón provincial, también aseguró que hay otro trasfondo.

“Acá el problema es que Carrasco fue vicepresidente de la CABB en el mandato de Susbielles, o sea era opositor a Borro (actual presidente) y ellos necesitan el voto de Río Negro para modificar el estatuto. Ese es el principal problema de todo esto”, explicó Andreotti.

“Se están agarrando de la denuncia de Bariloche para tener un voto asegurado. Si se cometió un error, estoy seguro que no hubo mala fe”

Juan Andreotti, presidente ABVI.

A principios de junio la CABB dio a conocer su proyecto de reforma del estatuto para el cual necesitan mayoría absoluta de votos de las federaciones. En las últimas semanas Santa Fe y Entre Ríos, que habían votado a Borro en la elección a presidente, rechazaron el proyecto por lo que la posible reforma no contaría con los votos necesarios.

“Ante esta situación, yo creo que se están agarrando de la denuncia de Bariloche para tener un voto asegurado. Si se cometió un error puedo asegurar que no fue de mala fe. Es cierto que hay cosas por mejorar pero creo que lo tenemos hacer dentro del básquet de Río Negro y no con alguien que imponen de afuera”, agregó Andreotti

El pedido de intervención resquebrajó aún más la relación entre las tres asociaciones y las acusaciones cruzadas están a la orden del día. Con la intervención a la vuelta de la esquina, ahora resta esperar por saber quien estará a cargo de la misma.


Comentarios


Acusaciones cruzadas y fuego amigo en la Federación de Básquet de Río Negro