Por qué puede verse diezmado el plantel de Boca tras la pandemia




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

La crisis económica que ya padecía Argentina por la pronunciada suba del dólar en los últimos años, sumada a los enormes problemas que genera la pandemia, pone a los clubes de todos los niveles en una situación complicada. Los que menos sufren son los grandes, como es el caso de Boca, que tiene espalda para seguir en la elite del continente. Sin embargo, en el club de la Ribera habrá modificaciones y ajustes.

Por empezar, hay vínculos que finalizaban a mitad de año o que debían revisarse por contrato y varios de ellos están en veremos. La plata no sobra y la directiva que comanda Jorge Ameal, donde Juan Román Riquelme tiene mucha injerencia, analiza la continuidad de varios de sus profesionales.

Hay varios nombres en duda para cuando vuelva el fútbol, como el caso de Mauro Zárate, Pol Fernández, Junior Alonso y Sebastián Villa. Por distintas razones, estos jugadores podrían no seguir en el xeneize.

El contrato del ex Vélez finaliza el 30 de junio. La renovación automática se daba si el delantero cumplía los objetivos deportivos, uno de los cuales era jugar al menos el 50% de los minutos posibles. Cuando al equipo lo dirigía Gustavo Alfaro, esos números le daban a Zárate, pero tras la llegada de Miguel Ángel Russo, no aprovechó su oportunidad en el comienzo de 2020 y la delantera fe Tevez-Soldano. La dirigencia deberá resolver si lo considera importante y luego renovar el contrato. El jugador ya dijo que quiere seguir.

Con Pol Fernández, Boca tiene dos alternativas: busca otro préstamo o pone los 4 millones de dólares que vale el pase. Tanto la directiva, el cuerpo técnico como el jugador quieren extender el vínculo, dado el buen rendimiento del volante cuyo pase pertenece a Cruz Azul de México.

La continuidad de Junior Alonso, a quien se le vence el préstamo en Junio, estaba encaminada antes de la pandemia. El pase es de Lille de Francia y Boca estimaba comprarlo con el dinero que ingresara por las ventas de Lucas Olaza a Celta de Vigo y Cristian Pavón a Estados Unidos. Con la crisis reinante, todo ese movimiento quedó en veremos.

Finalmente, la realidad de Villa es excepcional. La situación judicial podría agravarse a partir de la denuncia por violencia de género que realizó su ex pareja. Además, Boca fue criticado por no tener un protocolo para esos casos, tema que también podría incidir en la continuidad del delantero, más allá de lo que ocurra con la causa penal.

Otros contratos que se vencen son los de Carlos Tevez, Marcos Díaz y Franco Soldano. Los tres ya mostraron su voluntad de quedarse luego de la obtención del título y sus respectivas renovaciones están encaminadas, pero hasta que no haya nada firmado, todo está en stand by.


Comentarios


Por qué puede verse diezmado el plantel de Boca tras la pandemia