Presunta usurpación



NEUQUEN (AN) - Momentos de tensión se vivieron ayer el sector Quimei del barrio San Lorenzo ante la presunta usurpación de una vivienda, por parte de una mujer. El propietario junto a otras personas intentó recuperar la propiedad y se generó un episodio signado por denuncias cruzadas, agresiones verbales y amenazas. Según se supo la Policía fue convocada por la mujer, quien solicitó ayuda para defender su posición. Cuando el personal llegó al lugar, en la manzana 91, demoró a un hombre de los que secundaban al dueño de la casa al detectar que portaba un arma de fuego. Los efectivos demoraron al sujeto y lo trasladaron a la comisaría, donde se iniciaron los trámites de rigor. Al cierre de esta edición la mujer se encontraba en la sede policial radicando la denuncia del caso. El dueño sería un taxista quien convocó a alrededor de quince colegas para recuperar la casa y ello derivó en una tensa situación. La mujer, según trascendidos, amenazó con quitarse la vida prendiéndose fuego para resistir el desalojo. La presencia de los uniformados permitió controlar la situación.


Comentarios


Presunta usurpación