Prevén año conflictivo




ROCA (AR).- Trabajadores de Pami, nucleados en el gremio ATE, realizaron una asamblea ayer para delinear la política sindical dentro de la institución para el presente año que, según estimaciones del delegado local "se presenta conflictivo".

Las principales preocupaciones están relacionadas con el agotamiento del plazo razonable de espera para que los trabajadores no regularizados pasen a planta permanente,

con la inminente implementación de las nuevas estructuras del personal jerárquico y con la sobrecarga de trabajo que viene sufriendo a partir de la implementación de la nueva política jubilatoria del gobierno nacional.

Respecto al primer punto, el delegado de ATE-Pami Rodolfo Aguiar, indicó que a pesar del compromiso del organismo de regularizar la situación los empleados mayores de 50 años y que durante el año pasado fueron sometidos a los exámenes preocupacionales como requisito previo a su incorporación, todavía no hay ningún indicio de que esto efectivamente ocurra en breve.

Aguiar consideró "una falta de sensibilidad" por parte del organismo nacional que teniendo 3 millones de pesos de ahorro no intente resolver la situación de cerca de el 11% del total trabajadores en la provincia.

El delegado también hizo responsables a otros organismos como el Ministerio de Trabajo que nunca realizó un control de la situación de los empleados del Estado.


Comentarios


Prevén año conflictivo