“Primero hábiles, luego débiles, luego fuertes”

MINA SAN JOSÉ, Chile (AFP) - Los socorristas comenzaron a trabajar para determinar el orden de salida de los 33 mineros atrapados en un yacimiento en Chile, bajo el principio de ‘primero hábiles, luego débiles, luego fuertes’, aunque su estado emocional en el momento de salir será decisivo, adelantaron expertos. Por otra parte ayer la justicia chilena resolvió retener el total del patrimonio declarado por la Minera San Esteban, propietaria del yacimiento San José donde los mineros se encuentran atrapados desde el 5 de agosto, que asciende a unos 9,7 millones de dólares, para asegurar el pago de las operaciones de rescate. “Estamos trabajando en protocolos muy estrictos” que tienen que ver con determinar estados sicológicos de los mineros; estado físico, habilidades y cualquier factor que se pueda prever, dijo a la AFP Alberto Iturria, quien dirige el equipo de apoyo psicológico para los mineros y sus familiares. Son tantos factores que “no podemos anticipar nada, porque no sabemos” y mucho dependerá “de lo que esté ocurriendo ese día con las personas”, precisó. “Todos tenemos días mejores o peores”, acotó el profesional, por eso con tanta anticipación es imposible predecir qué trabajadores serán elevados primero a través del tubo o los tubos de rescate que se están perforando. Pero el médico jefe de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), Jorge Díaz, explicó que “el tema de la nominación (en qué orden salen) es un tema complejo. Lo que tenemos muy claro es cuál es el método”. Díaz hacía referencia a que el método universal de rescate tiene un principio según el cuál se saca primero a los “hábiles”, luego a los “débiles” y al final a los “fuertes”. Los hábiles son los que están en las mejores condiciones físicas para sortear cualquier problema que pudiera surgir al momento de ser izados a la superficie por un ducto de casi 700 m de longitud y de 60 a 70 cm de diámetro, una fase que demandará entre una hora y una hora y media. Los débiles son aquellos que pueden padecer alguna enfermedad o sean de mayor edad, y los fuertes son quienes podrán soportar en mejores condiciones la ansiedad de la espera. Según Díaz “el último que se va siempre es el capitán”, lo cual determinaría que Luis Urzúa -jefe de turno de los mineros el día del accidente y que ha sido el líder en las profundidades- saldría último. Iturra, sin embargo, insistió en que sólo el día del rescate se podrá saber con exactitud quién sale primero y quién por último, y rehúsa mencionar nombres propios por el momento.

Trabajan para determinar el orden de rescate de los mineros


Comentarios


“Primero hábiles, luego débiles, luego fuertes”