Promueven en Neuquén el uso responsable de los antibióticos

En la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso Irracional de Antibióticos desde el área de Salud apuntan a la visibilizar la problemática. Exigen políticas más sólidas para regular la venta de medicamentos sin receta.



"Ha aumentado la mortalidad en el mundo notablemente porque nos estamos quedado sin antibióticos para tratar a los pacientes que están internados", destacó la infectóloga del hospital Heller, Carolina Pincheira, a pocos días de iniciarse la semana mundial de concientización sobre el uso de los antibióticos.

La Organización Mundial de la Salud estableció que este año será entre el lunes 18 y el lunes 25. Tiene como objetivo aumentar la conciencia sobre la resistencia a los antibióticos y fomentar las mejores prácticas entre el público en general, los trabajadores de la salud y los responsables de la formulación de políticas para evitar que la resistencia a los antibióticos siga apareciendo y propagándose.

En este contexto, PIncheira afirmó que por el uso errado de antibióticos, los gérmenes y las bacterias han creado resistencia. Agregó que por eso es de suma importancia apuntar a la concientización, pero sobre todo a la implementación de políticas públicas sólidas que regulen su venta.

Explicó que los gérmenes producen mecanismos para que los antibióticos no los afecten y, entonces, no se los pueden matar. Resaltó que es algo muy grave, ya que, para poder matarlos hay que producir medicamentos más fuertes, cosa que "no es fácil ni barato". Señaló que con la cantidad de fármacos disponibles, si se utilizaran adecuadamente, "no habría necesidad de crear nuevos".

Pincheira precisó que "la bacteria pneumoniae", que puede causar múltiples infecciones como infecciones urinarias y neumonía, entre otras, "es uno de los gérmenes que ha creado resistencia a casi todos los antibióticos disponibles".

De todas formas, sostuvo que en Argentina la situación no es tan grave como en otras partes del mundo. "El principal problema son los pacientes internados que van adquiriendo gérmenes resistentes de la comunidad", subrayó y explicó que "muchas veces se complican y no hay opciones para tratarlos".

La infectóloga remarco que se trata de una problemática poblacional y que no son casos aislados de pacientes. "Si yo me automedico creo bacterias resistentes y se los paso a otra persona", ejemplificó y enfatizó que por eso hay que trabajar en la concientización para que "las personas entiendan que globalmente no deben automedicarse porque los gérmenes van quedando en el ambiente".

Sin embargo, Pincheira observó que la visibilización por sí sola no es suficiente. Apuntó a la falta de políticas públicas sólidas que regulen la venta de antibióticos: "Si tenés políticas abiertas, donde la gente puede comprar antibióticos libremente e incluso el mismo farmacéutico se los sugiere, claro que la gente se va a automedicar".

Reconoció, además, que la comunidad farmacéutica y los responsables de la salud tienen incidencia en la problemática. La infectóloga sostuvo que hay médicos que "por las dudas y para complacer al paciente", prescriben antibióticos ante enfermedades virales que no lo requieren. Aseguró que para evitarlo es necesario capacitar constantemente a los profesionales.

"La farmacia es un negocio", indicó Carla, farmacéutica del Ados, y sostuvo que pasa por la decisión de cada profesional vender o no un medicamento innecesario. Narró que por una simple gripe la gente se acerca a buscar antibiótico: "yo los mando a tomar un té". Aseveró que "hay muchas faltas detrás del mostrador" y, al igual que Pincheira, enfatizó que es necesaria una política pública que regule la venta de forma más severa.

Según señalaron desde diferentes farmacias de Neuquén, la amoxicilina es el antibiótico que más se vende sin receta. "Es el más conocido y lo usan para faringitis , infecciones urinarias, entre otras enfermedades", ahondó la infectóloga.

Aunque en algunas farmacias observaron que en los últimos años la venta de antibióticos ha disminuido, "gracias a que la gente comenzó a tomar conciencia", sí resaltan que el consumo de analgésicos es constante. Pincheira remarcó que su uso desmedido también trae consecuencias negativas para el organismo. "Uno no debería automedicarse con nada porque para eso existe el médico", sentenció y agregó que el exceso de analgésicos genera insuficiencia renal.


Comentarios


Promueven en Neuquén el uso responsable de los antibióticos