Protestas en Chile: la angustia de los chilenos residentes en Bariloche

Muchos siguen minuto a minuto la situación en Chile, a través de la Televisión Nacional, y se contactan permanentemente con sus familiares.



El sexto día de protestas en Chile. Foto: archivo

El sexto día de protestas en Chile. Foto: archivo

“No suelo publicar estas cosas pero tengo gran parte de mi familia en Chile. Tienen miedo de salir a la calle y no saber si regresarán. ¿Cuánta gente ya murió?, ¿cuántos hay desaparecidos?, ¿cuántos más? Es triste estar lejos. Pienso en mi familia, en mis abuelos. Tengo tanta pena”,

publicó Belén Herrera, en su perfil de Facebook esta mañana.

La respuesta de su primo Patricio, del otro lado de la cordillera, no se hizo esperar: “Tranquila prima de mi corazón, te juro que aquí estamos luchando con el alma por los abuelos, por la familia, por todos. Que la pena no te ahogue. Al contrario, que sepas que tu familia está dando pelea a las injusticias sociales del país y que juntos todos sacaremos a Chile adelante”.

Las protestas en Chile que generaron la declaración del estado de emergencia, 18 personas muertas, detenciones y torturas mantienen en vilo a la comunidad chilena en Bariloche, la más importante de acuerdo a los informes de Migraciones en la ciudad.

Osvaldo Urriaga regresó anoche a Bariloche desde Puerto Varas, donde vive gran parte de su familia.

“Esto viene de arrastre. La gente se cansó de tanta mentira, de tanta promesa incumplida. No es el boleto del metro. Son los sueldos miserables de los jubilados, la salud, la educación. El pueblo despertó. En algún momento iba a suceder”,

señaló con tristeza el hombre de 81 años que vive desde hace 43 años en Bariloche.

Urriaga reconoció que no puede dejar de seguir lo que ocurre en su país a través de la Televisión Nacional Chilena. “La gente está cansada y no se va a entregar así como así. No van a aflojar. Están esperanzados de que todo cambie”, dijo.

Alejandra Guzmán, la presidenta del Círculo Chileno Gabriela Mistral en Bariloche, admitió: “Desde acá vemos todo lo que pasa con absoluta tristeza. Allá los servicios son carísimos y los sueldos, mínimos. Hay muy poca clase media. Solo hay humildes y ricos. El derecho a reclamar lo tenemos todos pero acá hay vandalismo y el reclamo se pierde”.

Guzmán tiene familiares en Puerto Montt y en Quilpué, a unos 15 kilómetros de Viña del Mar. “Estamos en comunicación permanente. En Quilpué, al ser un pueblito, está tranquilo pero en Puerto Montt están destrozando, saqueando, rompiendo. No se puede salir ni a los supermercados”, planteó la mujer.

En el Consulado Chileno en Bariloche, admitieron que en las últimas horas, recibieron gran cantidad de consultas por la situación del paso Cardenal Samoré. “Llaman muchos argentinos y chilenos residentes en la ciudad que necesitan viajar. Preguntan si está abierta la Aduana, si hay toque de queda. Les explicamos que está todo muy comprometido”, indicaron a Río Negro.

Ingrid Rinsche Aravena, de Puerto Montt, lleva 11 años en Argentina. “Voy constantemente a Chile porque tengo un abuelo jubilado. Estoy de acuerdo con las protestas por las bajas pensiones, jubilaciones, la medicina es carísima. Cuando estás en la zona, lo naturalizas: hay que pagar educación y si hay plata, se paga; si no, te endeudas. Esto arrancó con el valor del pasaje de metro en la zona de Santiago pero fue el desencadenante”, relató.

Aseguró que sigue minuto a minuto la transmisión de la Televisión Nacional Chilena: “Desde este lado, lo veo como desde afuera pero me duele porque se escapó de las manos. Hoy están los militares, todas las fuerzas en las calles. Es como si volviera a la dictadura".

"Yo nací en 1975 y mi madre me decía: 'Hija, esto que ves ahora, yo lo vi cuando estabas en mi panza'”

Alejandra Guzmán
Presidenta del Círculo Chileno Gabriela Mistral en Bariloche

Comentarios


Protestas en Chile: la angustia de los chilenos residentes en Bariloche