Pura poesía

Reciclado de antiguos objetos bien campestres y la incorporación de muebles de líneas simples, una combinación perfecta.



1
#

2
#

3
#

4
#

5
#

6
#

7
#

deco

Inspirada en su entorno, una zona agrícola holandesa marcada por canales y el mar de Wadden, una pareja creó un espacio de vida moderno salpicado por objetos y texturas antiguas. Alfombras de lana de oveja y mesas y sillas francesas antiguas se combinaron con muebles de líneas simples para una combinación poética. Para el piso se eligió el concreto con loza radiante en la cocina tipo americana, el salón y la zona del comedor. El exterior, antes amarillo, se pintó de negro a pedido de su propietaria. “Para otras personas, el amarillo da una sensación soleada y feliz, pero para mí fue terrible y deprimente –dice ella–. Necesito blanco, negro y gris, los colores de la zona. El amarillo es un color extrovertido. Pero yo soy una persona que se queda dentro de sí misma”, reflexiona. “Siempre voy por el diseño más simple –afirma– Sé lo que me gusta y lo que no”. Y fue siguiendo esto que logró la ambientación como jugando, salvando muebles de graneros locales y mercados de pulgas, y reorganizando objetos encontrados a lo largo del terreno. “Cuando creás una casa desde tu alma no tenés que seguir cambiando las cosas. En esencia, es perfecta”, concluye. Fuente: dwell.com


Comentarios


Pura poesía