Que los chicos vuelvan a ser los verdaderos dueños de la calle

En el contexto de la pandemia, Neuquén puso en marcha el programa “Piedra libre para jugar”, para que los domingos, sin autos, los chicos tengan un espacio propio en la ciudad, sin peligros.

Un regalo para los más chicos, que pasaron -que pasan aún- esta cuarentena en casa. Un tiempo al aire libre, a sus anchas. Esa es la idea detrás de “Piedra libre para jugar”, un proyecto que puso en marcha el gobierno de Neuquén para que las ciudades ofrezcan por un día al menos, sus calles para jugar.
Un regalo especial para que puedan estar afuera solos, sin autos, sin peligros, protegidos con sus mascarillas y con la debida distancia, siguiendo las reglas que determinen las autoridades, pero también pudiendo jugar libremente en la calle. Un merecido premio después de haber sobrellevado la cuarentena”, dice Francesco Tonucci, el pensador, psicopedagogo y dibujante italiano, autor de numerosos libros sobre el papel de los niños en el ecosistema urbano y de artículos en revistas italianas y extranjeras.


La idea -inspirada por Tonucci- nació en medio de esta pandemia y de la cuarentena que no dejaba a los chicos salir a jugar. Y la Red Provincial neuquina, integrada por los 47 municipios y comisiones de fomento que adhirieron al proyecto, comenzaron a pensar en la propuesta. Aprovechando las circunstancias particulares de que los domingos no pueden circular vehículos en Neuquén, se realizaron pintadas de juegos en veredas y calles. Y así, los domingos como hoy, los chicos vuelven a ser dueños de la calle.


Sofía Sanucci Giménez, al frente del Ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud está convencida de que “la pandemia nos está enseñando a ocupar los espacios públicos y a que sean accesibles para todos. Estamos acostumbrados a ver las calles con vehículos y no con personas, y la verdad es que es un espacio público y es para las personas. Entonces, Piedra libre surge para que recuperemos las calles. Los niños y niñas también ejercen ciudadanía, entonces, cómo no generar acciones para que ellos puedan disfrutar de sus lugares”, se entusiasma.

Ya hace cuatro semanas que los domingos, son distintos en Villa La Angostura, San Martín de los Andes, Neuquén capital, Aluminé, Huinganco, Picún Leufú, Taquimilan, Zapala y Tricao Malal por nombrar algunos de los lugares que sumaron a sus calles y cuadras, espacios exclusivos para los chicos.
Ahí, en las calles, y veredas elegidas hay rayuelas, caminos en zig zag para andar en patines, mensajes para jugar al veo veo, carteles que invitan imaginar. Una suerte de reivindicación de las calles como lugar propio de los chicos, como era hace décadas cuando los autos no invadían todo ni las calles estaban tan asociadas a la inseguridad o el peligro.


“Es un aprendizaje más que nos deja la pandemia. Tenemos que transformarnos, y que el niño sea destinatario del mundo en que vivimos”, agrega Sanucci Giménez.

Aunque es un sólo día a la semana, la propuesta es que los niños y las familias dispongan de un tiempo en la calle para el encuentro, respetando por supuesto las condiciones sanitarias que rigen en estos momentos.
Y que esos espacios permanezcan más allá de la pandemia, para que salir a jugar vuelva a ser una hermosa aventura, una actividad libre, y segura, en las calles de todos.


Los que se sumaron a la propuesta

Las localidades que se sumaron al “Piedra Libre para jugar”: Picún Leufú, Piedra del Águila, Taquimilán, San Martín de los Andes, Andacollo, Huinganco, Butalón Norte, Tricao Malal, Villa El Chocón, Buta Ranquil, Bajada del Agrio, Paso Aguerre, Aluminé, Chorriaca, Quili Malal, Sauzal Bonito, Zapala y Neuquén capital.


San Martín de los Andes avanzó rápidamente en la propuesta, gestionando la ordenanza que fue aprobada el 30 de julio y ya cuenta con varios circuitos con señalización, actividades y propuestas.
Ahora, a partir del decreto provincial N° 944, que firmó el gobernador, la invitación a los municipios y comisiones de fomento es a propiciar la transformación de espacios públicos, durante segmentos de franjas horarias, y variando según el contexto social y las estaciones del año,para convertirlos en lugares de juego libre y de cuidado.


Lo que dijo Tonucci sobre
este proyecto en Neuquén

El pedagogo italiano Francesco Tonucci está escribiendo un libro que incluirá esta experiencia de la provincia del Neuquén.
“Muchas veces, las ciudades dedican mucho dinero y espacio para que los niños y niñas jueguen en espacios cerrados con juegos que no son útiles, porque lo que los niños necesitan de verdad es el espacio público”.
“Piedra libre significa espacio y tiempo libre, que son las dos condiciones que necesitan las niñas y niños para jugar”, expresó el italiano.
Él dio el puntapié inicial de esta movida que luego tomó la Red Provincial “Ciudad de Niñas y Niños” a partir de la adhesión del gobierno provincial, en 2018, al proyecto internacional. Y que ahora cuenta el aval del gobierno provincial y el impulso que le dio Omar Gutiérrez.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Que los chicos vuelvan a ser los verdaderos dueños de la calle