Por qué Neuquén celebra hoy su aniversario

La ciudad cumple hoy 115. Un repaso histórico sobre los hechos que llevaron al entonces gobernador Carlos Bouquet Roldán a trasladar la capital desde Chos Malal. La llegada del tren fue clave en su decisión.



Cuando se fundó la ciudad tenía 427 habitantes, según el censo realizado por la dirección General de Correos y Telégrafos.

Cuando se fundó la ciudad tenía 427 habitantes, según el censo realizado por la dirección General de Correos y Telégrafos.

El 12 de septiembre de 1904, el entonces gobernador del Territorio del Neuquén, Carlos Bouquet Roldán y el ministro del Interior, Joaquín V. González colocaban la piedra fundacional de la ciudad de Neuquén como la nueva capital.

Pero la historia de su surgimiento como ciudad comenzó a gestarse mucho antes. En 1879 la campaña del desierto comandada por Julio Argentino Roca, desplazó a los pueblos originarios de la Patagónia para sumar sus territorios al gobierno central de Buenos Aires. De este lado, Roca fundó el fortín Primera División ubicado en la margen sur del río Neuquén, donde se fue conformando un pequeño poblado.

En 1884 se divide la Patagonia en territorios nacionales. Como gobernador del Territorio del Neuquén se designó a Manuel Olascoaga quien resolvió asentar la capital en la zona de Campana Mahuida. Pero tres años después se arrepintió de su primera decisión por las condiciones climáticas que dominaban el lugar y propuso trasladar la capital a Chos Malal. El poblado resultaba propicio debido a su constante itercambio comercial con Chile.

El dato

1880
es la fecha no oficial que algunos historiadores sostienen como fundacional. Aseguran que ese año se produjeron los primeros asentamientos poblacionales y se pensó por primera vez en el diseño urbano del paraje.
39
intendentes y presidentes del Concejo Municipal tuvo la ciudad capital en sus 115 años de historia. El primero fue Pedro Linares.

En 1902 el pequeño poblado a la vera del río Neuquén que había recibido el nombre de Paraje Confluencia, recibió con júbilo la llegada por primera vez del ferrocarril. El tren había dominado las aguas bravas del río Neuquén y esto era materia de celebraciones también en Buenos Aires. El ferrocarril permitía integrar y conectar directamente los territorios nacionales con la ciudad de Buenos Aires.

Además el Paraje Confluencia era el paso obligado hacia Bahía Blanca, Carmen de Patagones, Viedma y Buenos Aires. Los libros de historia refieren que desde la llegada del tren se podía llegar desde la Confluencia a la capital argentina en 37 horas, contras los 40 días que demandaba un viaje en carreta.

En 1903 asumió la gobernación del Territorio del Neuquén Carlos Bouquet Roldán que desde su asunción comenzó a gestionar el traslado de la capital desde Chos Malal hacia la confluencia del Neuquén y el Limay. Un año después, en mayo de 1904 un decreto del gobierno nacional creó la gobernación de Neuquén y el 12 de septiembre de ese mismo año se colocó la piedra fundacional de la ciudad de Neuquén y se estrenó su capitalidad.

Pocos días después, por la ley 4523 se autorizó al gobierno nacional a aceptar la donación de tierras ofrecidas por un grupo de vecinos del lugar para la instalación de plazas, bulevares, chacras y viviendas. Uno de los vecinos que cedió sus tierras y tuvo una activa participación en la vida social de la pequeña ciudad que buscaba desarrollarse, fue Casimiro Gómez.


Comentarios


Por qué Neuquén celebra hoy su aniversario