Racing cumple 117 años: una historia que tiene de todo



La historia de Racing tiene de todo. Es uno de los máximos exponentes del fútbol argentino a partir de su recorrido pendular, siendo uno de los cinco grandes de la primera división.

Un 25 de marzo de 1903 fue fundado con los colores que lo identifican con los de la bandera patria. En el amateurismo empezó a dejar su huella, siendo el primero en ganar siete torneos en forma consecutiva, entre 1913 y 1919.

Luego de la irrupción del profesionalismo en 1931, tardó 18 años en consagrarse, pero fue uno de los equipos dominantes entre fines de los 40’ y las dos décadas siguientes. Fue allí (1967) que se convirtió en el primer club argentino en consagrarse campeón del mundo. Una final histórica, que se definió a tercer partido en Uruguay, le dio la victoria ante Celtic de Escocia.

El gol del Chango Cárdenas para ganarle a los británicos fue uno de los primeros importantes en quedar registrado en video y en la retina del fútbol nacional.

Racing siempre estuvo vinculado a momentos relevantes del deporte en el país, porque tiene otras disciplinas profesionales (fútbol femenino, básquet, futsal y hockey) y amateurs (tenis, boxeo, vóley, handball, judo, patín artístico, aikido, gimnasia artística, taekwondo, muay thai, sipalki-do, fútbol playa, atletismo, natación y saltos ornamentales).

Pero con el fútbol como deporte más popular, los 35 años sin salir campeón fueron muy duros para el hincha. En ese largo tramo, sufrió el descenso en 1983 y estuvo dos años en la B. Se trató del segundo grande en bajar de categoría luego de lo ocurrido con San Lorenzo en el 81’.

La Supercopa Sudamericana en 1988 de la mano de Alfio Basile fue una bocanada de aire fresco, pero uno de los peores años del club llegaron a fines de los 90’, con las arcas vacías y el equipo peleando otra vez por no descender.

La quiebra y el gerenciamiento fueron muy dolorosos. El arribo de Reinaldo Merlo lo revivió desde lo futbolístico, porque salvó la categoría y volvió a salir campeón en diciembre del 2001.

No duró mucho la estabilidad, ya que en 2009 tuvo que recurrir a Caruso Lombardi para conseguir la permanencia.

Pero en esos años comenzó un proceso interesante que implicó la aparición de jugadores que luego serían de selección. Esa proyección de futbolistas se intensificó y hoy Rodrigo De Paul, Juan Musso y Lautaro Martínez integran el plantel estable del combinado nacional.

El momento bisagra que llevó a Racing al buen pasar del que disfruta, siendo el equipo que más punto sacó después de Boca y River en los últimos años, se generó con la llegada de Víctor Blanco en 2013. El empresario ya pertenecía a la directiva anterior, pero dejó su sello con la apuesta por Diego Cocca en 2014. La Academia volvió a ser campeón en ese Apertura con la vuelta de Diego Milito y desde entonces no se baja de los primeros puestos, participando año tras año de torneos internacionales.

El éxito de la Superliga 2018/2019 con Lisandro López como símbolo y Eduardo Coudet como DT, fue el último gran logro. Hoy, de la mano de Sebastián Beccacece, atraviesa un gran momento tras ganarle el clásico a Independiente y está invicto en lo que va del año.


Comentarios


Racing cumple 117 años: una historia que tiene de todo