Rally Dakar: Sainz tricampeón, Terranova sexto



A los 57 años, Carlos Sainz sigue ganando. El Matador volvió a dominar el rally Dakar en autos. Esta vez, la prueba se cumplió en Arabia Saudita y el afamado piloto ganó con un Mini de tracción simple del equipo X-Raid sumando su tercer título con una marca diferente. Sainz edificó un trabajo impecable, que no tuvo errores y le permitió estar adelante desde el comienzo. En 2010, el Matador logró su primera victoria en el Dakar en Argentina, al comando de Volkswagen Touareg. Después de varias frustraciones, volvió al triunfo en 2018, con Peugeot 3008 DKR. Hoy consiguió el tricampeonato con el buggy de Mini, vehículo que se encargó de desarrollar y que conoce a la perfección.

“Estoy feliz, agradecido a mi navegante Lucas Cruz, quien hizo un trabajo impecable, y a mi equipo. Fue una prueba muy exigente desde el comienzo”, comentó Sainz, quien festejó en el podio donde lo escoltaron otras dos leyendas, como son Nasser Al-Attihay y Stephane Peterhansel.

La última etapa sufrió un cambio en su recorrido, que fue menor al que estaba programado, y Al-Attihay logró la victoria, la única en esta prueba, lo que le permitió quedarse con el segundo lugar después de una tremenda batalla con Peterhansel.

El argentino Orlando Terranova se despidió a lo grande, porque terminó tercero en la última etapa, en la que aventajó a Fernando Alonso, Peterhansel y Sainz, quien anduvo muy tranquilo y evitó tomar riesgos sin necesidad.

El español ganó su tercer Dakar con un acumulado de 42m 59s 17s. Segundo finalizó Al-Attihay, a 6m 21s, y tercero Peterhansel, quien en las últimas etapas trabajó para el éxito del Matador, su compañero de equipo, a 9m 58s.
Detrás llegaron Yazeed Al Rajhi, a 49m 10s del ganador de la general, y Giniel De Villiers, otro de los campeones del Dakar, a 1h 07m 09s.

Orly Terranova quedó a un paso del Top 5 que logró en dos ediciones y finalizó sexto, luego de avanzar un lugar al superar en la última etapa a Bernhard Ten Brinke. Quedó a 1h 12m 15s de Sainz. En su estreno, Alonso finalizó en el lugar 13, con muy buenos parciales.

Brabec, buena Honda

Ricky Brabec hizo de las suyas por duplicado en el Dakar 2020, porque ganó por primera vez la histórica prueba en motos, la categoría reina de la travesia, y por terminar con su Honda oficial con la espectacular racha de casi una veintena de año de victorias de KTM.

Honda fue una de las marcas que le dio dura batalla a KTM tanto en Africa como en las pruebas que se cumplieron en Sudamérica, pero si bien varias veces estuvo cerca no pudo con el dominio de ese equipo.

En 2000 fue Richard Sainct quien con una BMW se impuso en la prueba que se cumplió entre París y El Cairo. Después fueron 19 años de victorias de KTM, entre otros con Marc Coma, Cyril Despres, Nani Roma, Toby Price, Sam Sunderland y Matthias Walkner.

Luciano Benavides fue el mejor argentino en motos.

En la primera edición en suelo árabe el equipo Honda, que tuvo entre sus pilotos a Kevin Benavides, fue protagonista casi desde el comienzo, porque en la tercera etapa Brabec estuvo adelante en la prueba, ganando ese parcial y el sexto capítulo. Después se mantuvo en el Top 10 en la general y controló a Pablo Quintanilla. Brabec le dio la victoria a Honda después de una larga sequía desde 1989, cuando se impuso con Gilles Lalay. Antes ganaron Cyril Neveu, en tres ediciones, y Edi Orioli.

Honda regresó al Dakar en el 2013, después de una ausencia de 23 años, y había terminado entre los tres mejores en dos ocasiones, con el malogrado Paulo Goncalves, en el 2015, y con Kevin Benavides, hace dos años, con sendos segundos lugares.

El más grande de los Benavides era firme candidato a llevarse esta prueba, pero en la sexta etapa, el motor de su Honda se rompió y le limpió el camino a su compañero de equipo, concluyendo 19. Su hermano Luciano, con la KTM oficial, cerró un gran trabajo al finalizar en el sexto lugar. Franco Caimi, el otro oficial con Yamaha, cumplió, porque terminó octavo.


Comentarios


Rally Dakar: Sainz tricampeón, Terranova sexto