Rechazan ampliar en Neuquén la acusación por violación para los responsables de torturas y desapariciones forzadas

Sostuvieron que la fiscalía fue oportunista y buscó solucionar errores de instrucción en la causa de delitos de lesa humanidad





Tres horas demandaron los planteos de rechazo de los equipos defensistas a la ampliación del procesamiento solicitada por la fiscalía por la violación de 3 sobrevivientes en este juicio que padecieron violencia sexual durante el secuestro y desaparición forzada en junio de 1976.

La audiencia se llevó sin público ni prensa, en un incremento de las restricciones preventivas para evitar contagios por Covid 19. Sólo estuvieron presentes en la sala los integrantes del tribunal, la fiscalía y la querella del Ceprodh, mientras la querella de la APDH y los equipos de defensa realizaron sus planteos vía zoom.

La expectativa de un fallo al término de la jornada se generó a primera hora de la mañana debido a que los jueces estaban en pleno en forma presencial en Avenida Argentina al 1.600, pero se diluyó pasadas las 13,30 cuando se informó que el fallo del TOF se conocerá en los próximos días.

Luego de un ríspido intercambio entre la fiscalía y la jefa de la defensa pública Celia Delgado, el presidente del cuerpo, Alejandro Cabral, informó que la ampliación o no de la acusación se dará a conocer a las partes en forma escrita.

Cabral informó de la continuidad de los testimonios para la semana que viene. Serán citadas dos testigos relacionadas a los secuestros en Cutral Co y una tercera testimonial que ventilará la desaparición forzada de Carlos Cháves, trasladado a Bahía Blanca en vuelo clandestino y en condición de desaparecido.

La última intervención fue del defensor Walter Tejada, abogado del jefe de inteligencia Walter Bartolomé Tejada, desacreditó la testimonial de las investigadoras Rita Segato y María Sonderëguer. Consideró que Tejada no podría estar acusado de la violación de Alicia Villaverde (sobreviviente a La Escuelita de Bahía Blanca, artista fallecida) porque dijo que las catedráticas hicieron una exposición literaria y que sus argumentos como testigas de concepto no permitían introducir jurídicamente la violación como delito de lesa humanidad.

Adhirió al planteo de la defensora Gabriela Labat de que el abuso sexual es un delito “de propia mano” y que no se pudo probar que integró el plan sistemático de persecución política, por lo que evaluó que la figura del ataque sexual prescribió para esta causa a 45 años de los hechos, y que los jefes no pueden ser responsabilizados.

Labat, Delgado, el defensor Pablo Repetto y Sabrina Ascani Torres sostuvieron la inconstitucionalidad del artículo 381 mediante el cual el fiscal José Nebbia inició el pedido de ampliación indagatoria para 12 de los 15 acusados en este juicio, por las violaciones padecidas por Villaverde y las dos hemanas Seguel, Dora y Argentina; de 16 y 19 años al momento del secuestro y traslado en vuelo clandestino al centro clandestino que funcionó en el V Cuerpo del Ejército.

«Nebbia, despojado de evidencia, parte de sus propias consignas» para armar el reltato de ultraje de Villaverde, sostuvo Delgado. Lo responsabilizó de no haber podido ejercer la defensa en forma efectiva porque no avisó mientras se producían los testimonios, que iba a acusar por violación a sus defendidos. La fiscalía «omitió requerir por violación» aunque hace muchos años que tenía los elementos, dijo.

«El relato es conmovedor -de la fiscalía- pero no tiene correlato procesal», planteó Delgado en su argumentación de inconstitucionalidad del 381 por el cual Nebbia buscará la ampliación de la acusación en este juicio. Dijo que acusó «por intuición» en busca de «subsanar defectos a lo largo del proceso» por parte de la fiscalía. «Si la fiscalía hubiera estado preocupada por esta circunstancia, lo hubiera hecho en forma previa, en la instrucción o en el inicio del debate, no en un análisis forzado» del planteo.

Labat por su parte, indicó que el delito por el que busca indagar al jefes de inteligencia acusados de tormentos y de desapariciones forzadas es «de propia mano» y que la fiscalía le faltó el respeto a la defensa cuando realiza el planteo en el último tramo del juicio. «Pasaron los testigos y reformularon la acusación, estamos en un juicio y hay que respetar las normas procesales», criticó.

Repetto por su parte le recordó al tribunal que Nebbia realizó un planteo similar en una de las causas de lesa humanidad de Bahia Blanca, y que la sala III de casación penal anuló la parte de la sentencia referida a la ampliación por abusos sexuales cuando implementó la misma metodololgía que en este juicio. «Es entrar por la ventana con hechos conocidos hace décadas y que ahora intentan ampliar durante el debate», sostuvo.


Comentarios


Rechazan ampliar en Neuquén la acusación por violación para los responsables de torturas y desapariciones forzadas