Recordamos el paso de Alfredo Alcón por la región

El actor estuvo en Roca, Viedma y Villa La Angostura.



1
#

2
#

4
#

CULTURA

Alcón había sido invitado por el recordado director Eugenio Fillipelli a visitar Roca, cuando aquel dirigió en setiembre de 1977 al elenco de la Comedia de Casa de la Cultura en la recordada Inodoro Pereyra, el Renegáu, de Roberto Fontanarrosa. Las voces grabadas de Alfredo Alcón y de Antonio Carrizo al comienzo de la puesta contribuían a crear un clima de alegre ironía. Antes había gestionado Fillipelli, radicado en Roca desde 1972, la presentación del actor con su recital de poemas que hacía en el Teatro San Martín. No pudo venir en esa primavera del 77, pero el actor agradeció esos convites y tuvo los mejores recuerdos para con Fillipelli en un reportaje en este diario desde Mar del Plata cuando presentaba Hamlet en el verano de 1981.

Pero ese año al fin se concretó su primera presentación en la zona, cuando Casa de la Cultura de Roca lo incluyó dentro del Gran Ciclo de Abono Temporada 1981. El sábado 7 de noviembre ofreció por la noche un recital poético con obras de Lorca, de Borges, de Miguel Hernández, entre otros. A la tarde recibió a actores locales con quienes compartió una charla sobre teatro contemporáneo. Estaba ya recuperado de una grave operación realizada tres meses antes donde le habían sacado un tumor.

En abril de 1985 y con dos funciones a sala llena se presentó en Casa de la Cultura por segunda vez, con su recital poético Herramientas, obra estrenada el año anterior en el Teatro Nacional Cervantes con marcado éxito. En una larga entrevista el 13 de abril en este diario reafirmó la necesidad de federalizar el teatro. Días después se presentó en Viedma.

Con el unipersonal Los caminos de Federico, un montaje sobre diversos poemas de García Lorca con el que giró por todo el país, se presentó nuevamente en la región en el Centro Cultural Viedma el 11 de setiembre de 1987, en el comienzo de un plan de enlace cultural impulsado por el desaparecido Entecap en la zona del Nuevo Distrito Federal.

En junio de 2000 llegó a Villa La Angostura buscando tranquilidad para estudiar la letra de La tempestad, de William Shakespeare, que comenzaría a ensayar al mes siguiente bajo la dirección del catalán Lluis Pascual, con quien trabajó cuando estuvo en España. Estuvo cinco días en la villa para disfrutar del tesoro paisajístico. Sin embargo, las bellezas naturales de la zona compitieron – y ganaron – en la puja por la atención del actor, según reconoció en la larga entrevista a este diario el 21 de junio donde repasó su trayectoria y reconoció con amargura que traer obras al interior del país es imposible por una cuestión económica.


Comentarios


Recordamos el paso de Alfredo Alcón por la región