Estiman que en 40 días se sabrá cómo aplica ARSA el aumento del 110%

La audiencia pública se desarrolló la semana pasada en el cine del club Sportman de Choele Choel.

12 jul 2018 - 17:15

El superintendente del Departamento Provincial de Aguas (DPA), Fernando Curetti, calificó de “favorable” el resultado de la última audiencia pública que sirvió para discutir las tarifas del servicio de agua potable y cloacas en la Provincia de Río Negro, y aclaró que la decisión del incremento del 110% y los términos se conocerían recién entre 30 y 40 días.

Indicó ante una consulta de “Río Negro” que hay que estudiar el expedientede de los cuadros tarifarios que se pondrán en vigencia a partir de un Decreto del Poder Ejecutivo provincial de manera escalonada, primero para el sistema presunto -que se calcula el gasto de actual de acuerdo a metros cuadrados construidos de una vivienda-, y luego para aquellas unidades o superficies que cuentan con medidor.

Esa audiencia se desarrolló la semana pasada en el cine del club Sportman de Choele Choel con el objeto de analizar el pedido de 110% en el marco de la Tercera Revisión Ordinaria de Tarifas correspondiente a la concesión del servicio público otorgada a la empresa Aguas Rionegrinas Sociedad Anónima (ARSA) mediante contrato que data del 28 de julio de 1998.

El Ministerio de Economía instruyó al DPA para que avance con el aumento pleno solicitado por la empresa por lo cual ese ministerio priorizó el costo político del aumento en el intento de eliminar o por lo menos bajar el tradicional subsidio estatal a la prestadora por el déficit del servicio público, que el año pasado superó los 125 millones de pesos.

El argumento gubernamental está en el retraso tarifario, evidenciado en un costo bimestral de 250 pesos para la mayoría de los usuarios. Parte de la desactualización se originó en el permanente inspección política de los gobiernos cuando debían autorizar incrementos. Por caso, la última suba se cumplió en 2016, alcanzando el 71%, en dos cuotas.

Las opiniones sobre la decisión

Durante la audiencia, el legislador Alejandro Marinao, presidente del bloque del Frente para la Victoria (FpV), cuestionó el incremento en el marco de la tercera audiencia pública de revisión tarifaria para el servicio de agua potable y cloacas, cuya actualización pretende la empresa ARSA.

En esa oportunidad, desestimó el 110% que se quiere aplicar a las tarifas, de manera no gradual, a los rionegrinos y fundamentalmente porque “la empresa ha tenido revisiones extraordinarias desde el año 2011 y permanentemente ha actualizado las tarifas de agua y cloacas, sin contar el 71% de incremento que tuvieron las mismas en el 2016”, expresó el legislador.

Ademas advirtió, “gran parte de la población rionegrina, hoy por hoy, está destinando cada vez más una mayor porción de sus ingresos a pagar las tarifas de los servicios públicos como energía eléctrica, agua, gas y en muchos casos transporte, entre otros y realmente, si consideramos el costo global puede transformase en confiscatorio”.

Resaltó el rol del Estado cuando participa con aportes subsidiarios dado de que “el subsidio es una de las herramientas económicas utilizadas en el mundo para mejorar la equidad distributiva y propiciar la mejora en la calidad de vida de sus habitantes”, concluyó.

La defensora del pueblo, Adriana Santagati, se mostró en desacuerdo, luego de un exhaustivo análisis de revisiones tarifarias anteriores, índices de precios al consumidor, índices salariales generales e indice del salario mínimo, vital y móvil, nivel de producción de agua potable, inversiones menores de reparación y mantenimiento, amortizaciones y deudores incobrables.

Apuntó que “desde la Defensoría del Pueblo consideramos que el DPA deberá tener en cuenta las demás variables tarifarias de los restantes servicios públicos ´básicos´ que inciden en forma directa en la economía familiar, a fin de ponderar y aprobar en su caso, una tarifa producto de un análisis razonable, lógico y prudente, que en lo aquí respecta, el aumento de un 110% solicitado lejos está de serlo.

Al final de cuentas, las ideas de progresividad y gradualidad tarifaria distan de ser meras elucubraciones teóricas. Se trata de cuestiones bien concretas: si la tarifa va por el ascensor y la capacidad de pago del usuario va por la escalera, lo que estamos haciendo es poner en jaque la posibilidad de acceso al servicio. Así, en vez de fortalecer el derecho humano al agua y al saneamiento, lo estamos socavando y retrocediendo en el grado de disfrute efectivo del derecho al que nos comprometimos como país”.

El concejal Gabriel Musa del Partido Obrero, de Godoy, se sumó a las críticas, y posteriormente se pronunciaron con un interés manifiesto por el aumento la titular Cristina Marcellini del gremio del saneamiento, y Carlos Fernández por los trabajadores.

En principio, no va a regir la norma aprobada hacia fines del mes pasado en la Legislatura que permitirá aumentos automáticos de los servicios de agua potable y desagües cloacales. El proyecto, tratado en única vuelta, fue aprobado por la mayoría, con 25 votos a favor y la oposición del Frente para la Victoria.

Según la ley, los costos susceptibles de redeterminación serán los previstos en la estructura tarifaria de cada concesionario, aprobada por medio de revisiones.

Una vez que entre en vigencia esta norma, el DPA dictará cada cuatrimestre una resolución estableciendo los índices correspondientes a cada concesionario que haya solicitado por nota, con una antelación no menor a 20 días corridos, la actualización de los costos asociados a la tarifa.

Agencia Viedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.