Semilla de hongos “made in nqn”

El Centro Pyme tiene uno de los tres laboratorios del país para fabricar micelio. El año pasado vendieron a 12 ciudades unos 4.000 kilos. Hubo una experiencia de exportar a Chile. Aumenta el consumo del producto que gana terreno en las mesas.

12 ene 2019 - 23:51

Los hongos comestibles empiezan a ganar espacio de a poco en la mesa de los neuquinos.

“La gente consume hongos comestibles y va incrementándose de una forma no muy acelerada pero si constante de un 5 ó 6 por ciento de aumento en la demanda cada año, con lo cual la producción lo tiene que ir acompañando”, señaló Cristian Starik, coordinador del Programa de Hongos Comestibles de Centro Pyme.

Cristian Starik además dirige el laboratorio de hongos que se ubica en calle Sarmiento al 800. Es uno de los tres establecimientos del país que vende micelio con un volumen importante de comercialización. La mitad es dentro de la provincia y el resto fuera de Neuquén.

Desde el organismo apuntaron que a partir de 2014 la venta del inóculo, tanto para producción sobre tronco como sobre sustrato, creció de forma notable tanto en clientes como en cantidad de despachos.

El laboratorio neuquino tiene certificado bajo la norma ISO 9001-2008 la elaboración y despacho de semilla. Hay micelio de dos especies. Uno es el gírgolas que se cultiva sobre troncos y el otro es shiitake, una especie japonesa.

Starik explicó por qué se busca impulsar estas dos especies.

“En provincia de Buenos Aires hay grandes producciones de champiñones que llegan a nuestra región muy baratos y tiene un costo de producción muy elevado, con lo cual no estamos en posibilidad de competir”, sostuvo.

“Los champiñones, el shiitake y los gírgolas por mucha diferencia con el resto de los hongos son en el mundo los que más se producen”, explayó.

El 2018 el total de producción de hongos comestibles dentro de la provincia de Neuquén rondó los 35 mil kilos.

El referente del programa de hongos comestibles detalló que hay en el territorio neuquino 110 personas vinculadas a la producción de quienes 22 productores son de nivel comercial y el resto son de pequeña escala y hobbistas.

Se ubican en Añelo, San Patricio del Chañar, Vista Alegre, Neuquén, Centenario, Plottier, Senillosa, Las Lajas, Zapala, Aluminé y San Martín de los Andes, y en menor medida en el norte.

El programa brinda acompañamiento técnico y capacitación. Además, los productores cuentan con eventos e iniciativas para promocionar sus productos derivados de gírgolas, como escabeches, pasta de hongos, hongos frescos y deshidratados, y polvo de hongos, entre otros.

“Desde el programa realizamos campañas de difusión para promover el consumo, y que cada vez más se incorpore a la dieta diaria”, expuso.

En 2005 se inició en San Patricio del Chañar la prestación a los productores del servicio de elaboración de semilla y del mantenimiento del banco de germoplasma.

El laboratorio que funciona en la capital realizó, hace unos años a través de un trabajo conjunto con SENASA, la exportación de micelio hacia Chile . “Fue un contrato a término, ya se concretó y quedó la experiencia”, señaló el director Cristian Starik.

A la vez agregó que se trabaja para expandirse a otros mercados.

“Hoy se organizan vías de exportación a otros países además de Chile como Uruguay, Paraguay, Brasil, y hay una cuestión de logística y reglamentaria que hay que allanar para poder concretarlo”, comentó.

En la actualidad el laboratorio abastece a más de 190 emprendimientos de Argentina de 12 ciudades distintas.

El sitio en 2018 superó los 4.000 kilos de semilla de hongos comestibles producidas y comercializadas.

“A través de la certificación y luego del trabajo conjunto con Senasa logramos hace algunos años incluso exportar inóculo a Chile”,
dijo Cristian Starik, que dirige el Laboratorio de Hongos Comestibles.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.