Renovarán carnés a analfabetos

El Concejo Deliberante de Neuquén aprobó un proyecto que apunta a preservar el trabajo de los fleteros de la ciudad. Algunas de estas personas no podían renovar su permiso de conducir por no saber leer ni escribir. La nueva norma contradice legislación nacional y provincial. Sólo accederán los que tuvieron carné.



NEUQUEN (AN).- No saber leer y escribir no será impedimento para obtener una licencia de conducir en esta ciudad. Lo decidió el Deliberante para evitar que los fleteros pierdan su única herramienta de trabajo, a condición de que realicen un curso de alfabetización.

Los concejales aprobaron la ordenanza sabiendo que contradicen las normas de jurisdicción nacional y provincial que establecen este requisito para el otorgamiento de los permisos.

Las renovaciones tendrán vigencia por dos años, a cuyo término los solicitantes rendirán examen de lectoescritura. A estos fines el municipio concertará con el Consejo Provincial de Educación un convenio para el dictado de un curso de aprendizaje en lectura.

El aliancista Néstor Burgos asumió el compromiso de suscribir el acuerdo, molesto por la afirmación del MPN de que el curso "no es más que una justificación para extender el permiso de conducir" a contramano de la ley.

La ordenanza de tránsito que regía hasta esta semana en la capital -en sintonía con la respectiva a nivel provincial y nacional- requería para el otorgamiento de las licencias de conducir que las personas sepan leer y para los conductores profesionales, además, escribir en idioma nacional.

"Cuál es el soporte lógico de exigir leer si yo en Japón podría conducir con un carné internacional y no sabría leer ni hablar en japonés?", espetó la edil aliancista Graciela Cuerelly.

Desde hace cinco años está vigente en la provincia un convenio que habilita a los turistas estadounidenses conducir en territorio neuquino, sin saber leer castellano. Conocer el significado de las señales de tránsito, los habilita a manejar y ser responsables de sus actos. Esta situación "es asimilable al cumplimiento del requisito de saber leer y escribir en idioma nacional", abundó Burgos, quien priorizó la idoneidad conductiva y el conocimiento o interpretación del significado que representan las señales de tránsito.

El último censo -realizado en 1989- contabilizó aproximadamente 16.000 analfabetos en Neuquén, de los cuales más del 50% vivía en esta ciudad. Burgos estimó que la cifra actual ascendería a unas 11.000 personas.

Puntualizó que la norma abarca sólo a aquellos automovilistas que alguna vez tuvieron licencia de conducir y no pudieron renovarla luego de adherir el municipio a la norma nacional.


Comentarios


Renovarán carnés a analfabetos